Gremio estratégico reabre la paritaria: de cuánto es el aumento de sueldo y cómo lo cobran

La suba constante del costo de vida provoca la creatividad de los dirigentes gremiales para que los salarios no pierdan poder adquisitivo.
Por Alejandro Di Biasi.

La suba constante del costo de vida provoca la creatividad de los dirigentes gremiales para que los salarios no pierdan poder adquisitivo. A las paritarias cortas y las cláusulas de revisión ahora se suman los «pre-acuerdos» como el establecido entre la Federación Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA) y la Federación de Industrias de Productos Alimenticios y Afines (FIPAA).

Hasta el momento, el aumento salarial para el período 2022-2023 era de un 59 por ciento, a lo que se deberá sumar un 12 por ciento en dos cuotas (septiembre y octubre), totalizando una mejora anual del 71 por ciento, con una nueva reunión entre las partes para febrero del año próximo.

Los trabajadores y trabajadoras de la alimentación cobraron un 18 por ciento en mayo y un 15 por ciento en agosto. La continuidad de los aumentos será de la siguiente forma:

– Incremento adicional del 6 por ciento en septiembre (cláusula de revisión).

– Incremento adicional del 6 por ciento en octubre (cláusula de revisión).

– Se mantiene por acuerdo vigente el 14 por ciento en noviembre.

– Se mantiene por acuerdo vigente el 12 por ciento en febrero  de 2023.

Desde la Federación aclararon que los porcentajes deben ser calculados sobre las retribuciones básicas a abril de este año, «siendo no remunerativos a los efectos previsionales al mes de diciembre de 2022», informaron. Si bien el próximo encuentro entre el gremio y las patronales será en febrero del año próximo, fuentes sindicales explicaron a iProfesional que «habrá un seguimiento del proceso inflacionario y si vemos que registramos una caída en el poder de compra de los salarios, reclamaremos volver a sentarnos para conseguir un aumento».

Van a seguir monitoreando la marcha de la inflación

El secretario General de la organización gremial, Héctor Morcillo, afirmó que «los empresarios han entendido la necesidad de recomponer los salarios» y agregó que: «Logramos sumar un 12 por ciento que se aplicará en los salarios de septiembre y octubre, con lo cual logramos atenuar las últimas subas de precios, aunque vamos s tener que seguir monitoreando la situación económica».

Por otra parte, las organizaciones que integran la Confederación de Asociaciones Sindicales de Industrias de la Alimentación (CASIA) mantuvieron un encuentro con el secretario de Comercio Interior, Matías Tombolini, donde acordaron que se sumarán al monitoreo de la evolución de los precios en esta puja inflacionaria, más allá de la cuestión salarial. Asimismo, continuarán con los encuentros periódicos para cruzar datos del costo de vida, de la canasta familiar, del relevamiento de precios obtenido, y específicamente del costo de los alimentos básicos.

Alimentación, un gremio estratégico que reabre la paritaria

Desde la CASIA, manifestaron: «Buscamos que desde la secretaría de Comercio, los trabajadores y trabajadoras tengamos voz, porque sabemos cómo se componen los costos de los alimentos y que no sólo se presenten los informes de las empresas». Al respecto, reafirmaron que «queda más que claro que los sueldos no son la causa de la suba indiscriminada de los alimentos».

La reunión convocada por Tombolini se realizó en la sede de la Escuela del Sindicato de Pasteleros, donde los dirigentes expresaron la preocupación por el deterioro salarial a manos de la creciente inflación. Además, le entregaron al funcionario un análisis que la CASIA le encomendó a economistas y contadores donde, por ejemplo, se indica que el 74% de la facturación de las grandes superficies alimenticias la concentran 20 grandes empresas.

Los gremios analizan la evolución de los precios

Tombiini destacó el informe y anunció que continuará con los encuentros, al tiempo que no descartó reuniones individuales con cada sindicato. Subrayó que «en la discusión y el análisis vamos a  intercambiar información y pretendemos que el movimiento obrero sea nuestros ojos y nos puedan contar donde hay abusos de precios»

La CASIA es presidida por el secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines (FATAGA), Raúl Alvarez, y está formada por 16 organizaciones gremiales que representa a más de un millón de trabajadores. Los gremios son: Federación de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA); la Federación Argentina de Trabajadores Pasteleros, Servicios Rápidos, Confiteros, Heladeros, Pizzeros y Alfajoreros (FATPCHPYA) y la Unión Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

También están el Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Fideera (SATIF); la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga (UTCYD); el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria del Chacinado, Tripería y Derivados (SOEICHA) y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

Completan la lista la Unión Obrera Molinera Argentina (UOMA); la Federación Argentina Unión Personal Panaderías y Afines (FAUPPA); el Sindicato Unico de Empleados del Tabaco de la República Argentina (SUETRA); y el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Mercados Particulares de la República Argentina (STIHYMPRA), la Federación de Trabajadores del Tabaco de la República Argentina (FTTRA); la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados (FGPICYD); la Federación Argentina de Trabajadores Cerveceros y Afines (FATCA) y la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE).

 

Fuente: Línea Sindical