Conflicto AUBASA: no hubo acuerdo en la audiencia de Trabajo y el sindicato de peajes analiza extender la protesta a todo el país

Continúa el desacuerdo entre el SUTPA y representantes de la empresa pública que administra la Autopista La Plata-Buenos Aires, la Autovía 2 y las rutas 11 y 74, por lo que las barreras de los peajes siguen levantadas. El gremio advirtió que la medida de fuerza va a seguir “hasta que saquen” al “impresentable” de Ricardo Lissalde, presidente de la firma.
La audiencia entre dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA) y representantes de la empresa vial provincial AUBASA, que había convocado el Ministerio de Trabajo, no llegó a buen puerto, por lo que los trabajadores resolvieron continuar por tiempo indeterminado con la medida de fuerza que iniciaron hace casi una semana y las barreras de los peajes continuarán levantadas.

“Desde el Ministerio nos piden que acatemos la conciliación obligatoria, para nosotros hacerlo sería seguir avalando a un dictador adentro de la empresa, así que vamos a seguir con la medida de fuerza en AUBASA hasta que saquen a este impresentable”, aseguraron fuentes del gremio que encabeza Florencia Cañabate en referencia al presidente, Ricardo Lissalde.

De esta manera, continúan sin cobrar peaje en la Autopista La Plata-Buenos Aires, la Autovía 2 y las rutas 11 y 74, que junto a la 56 y 63 son trazas administradas por AUBASA.

Además, anticiparon que “la medida seguramente se extienda con asambleas a lo largo de todo el país en solidaridad con lo que están padeciendo los trabajadores de AUBASA”, y que “si nadie se contacta con nosotros vamos a seguir con la medida de fuerza por más que haya sanciones”.

Días atrás, el sindicato había publicado en sus redes sociales que “el SUTPA no va a claudicar en su lucha hasta que la falta de predisposición al diálogo, las decisiones unilaterales, las mentiras, la persecución, el acoso laboral, las amenazas, los despidos sin causa y el desprecio por los trabajadores se terminen en AUBASA”.

El creciente malestar de Facundo Moyano con la situación

Tras la infructuosa audiencia, el fundador del SUTPA (y actual secretario adjunto) Facundo Moyano, se mostró indignado por la falta de respuestas a los reclamos de larga data. «Hacen populismo berreta, que no chamuyen más. Hay un presidente (Ricardo Elizalde) anti-trabajador que designaron por un acuerdo político entre Sergio Massa y Axel Kicillof. Es llamativo en un gobierno peronista que no se sabe a quién responde, nadie se hace cargo, ni el gobernador se hace cargo, ni los funcionarios del ministerio se hacen cargo, está todo el gobierno loteado”, lanzó.

Acto seguido, expresó: «Leonardo Nardini (actual Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires) que no se puede comunicar con la mano derecha de Axel que es Carlos Bianco (Jefe de Asesores del Gobernador). La verdad que es un desgobierno. Llama la atención que se llamen peronistas cuando no dan respuestas, cuando van en contra de los trabajadores».

En otro tramo, señaló: «Están destruyendo todo el sistema de autopistas. Un argentino que no pasó nunca por una autopista o corredor vial la está pagando con sus impuestos. Es el populismo berreta que hace este pseudoperonismo. Le dicen a la gente: ‘No subimos las tarifas porque le queremos dar un beneficio’ y lo que hacen es robar la plata de los impuestos que pagan”.

Y finalizó: «Si son peronistas que hagan peronismo. Estamos cansados del chamuyo del gobierno, que hagan peronismo de la gente. ¿Dónde está el peronismo? Están haciendo todo para que vuelva la derecha”.

Fuente: Línea Sindical