Final anunciado: Se cayó la asamblea de la UPSRA tras el escándalo de los padrones

El ministerio de Trabajo volvió a recibir al oficialismo y sectores opositores que presentaron informes sobre las graves irregularidades detectadas en los listados de trabajadores. Sigue en riesgo la continuidad del proceso electoral.

La asamblea de la Unión Personal de Seguridad Republica Argentina (UPSRA) para designar a la Junta Electoral se pospondría al menos por dos meses tras detectarse graves irregularidades presentadas por la conducción del sindicato ante el ministerio de Trabajo.

Si bien se aguarda la confirmación oficial, sería un hecho la suspensión de la asamblea electoral convocada para el próximo 20 de septiembre y que pasara a realizarse en noviembre luego de superadas las impugnaciones presentadas por sectores opositores.

Acorrado por las denuncias, el secretario general de la UPSRA, Angel García, ya avisó a los propios sobre la suspensión y se maneja el 22 de noviembre como fecha tentativa para el encuentro sindical, donde además de designar a la junta electoral se propone modificar el estatuto de la organización.

Ayer jueves se realizó una nueva audiencia convocada por la Dirección de Asociaciones Sindical de la cartera laboral, con participación del sector oficialista y los representantes de las agrupaciones que pugnan por el poder en el sindicato de la seguridad privada.

El debate siguió en torno a las irregularidades detectadas en el padrón, como contó Mundo Gremial, con la incorporación de trabajadores fallecidos, empleados de compañías de seguros y no afiliados.

Pero lo que llamó también la atención fue la ausencia en el listado de trabajadores de empresas a quienes se les realizan mes a mes los descuentos de afiliación y que no aparecen en el padrón de García.

La situación derivó en la presentación de informes por parte de las agrupaciones que serán materia de investiación de las autoridades competentes, y que pone en aprietos a García que por primera vez en décadas ve en riesgo la reeleción automática en el gremio.

Las impugnaciones son impulsadas por las Agrupaciones 9 de Julio que encabeza el moyanista Christian López, la Asociación del Personal de Seguridad y Afines LA SUR de Marcelo Greco, Autoconvocados 1982 y la Agrupación Mayo que promociona a Edgar Salarrayan, entre otras.

«Es el fin de una era: pusimos contra las cuerdas al enemigo número uno de los trabajadores de seguridad privada, Angel García», celebró la agrupación de López, a través de un comunicado.

En tanto, La SUR anticipó que «no vamos a parar hasta que reine la paz y que la ley se cumpla, no vamos a parar hasta que reine la democracia sindical y no vamos a parar hasta que cada trabajador del país, tengan la dignidad que se merecen».

 

FUENTE: Mundo Gremial

FUENTE: