El Frente Sindical de Universidades Nacionales intensifica el Plan de Lucha con 48 horas de paro

En un escenario de creciente tensión, el Frente Sindical de Universidades Nacionales ha decidido profundizar su plan de lucha con un paro de 48 horas programado para los días 11 y 12 de junio. La medida busca rechazar las prácticas dilatorias del Gobierno Nacional en torno al conflicto salarial que afecta a las universidades nacionales.

El origen de este conflicto se remonta a la última reunión paritaria en la que la Ministra de Educación, Claudia Pettovello, se comprometió a gestionar los fondos necesarios ante el Ministerio de Economía. Sin embargo, hasta la fecha, no ha cumplido con sus promesas. «La Ministra prometió una propuesta que contemple el reconocimiento de la pérdida salarial, la actualización de la garantía salarial, una pauta de incremento mensual acorde a la inflación y fondos de capacitación, pero aún no hemos recibido ninguna propuesta concreta,» denunció un vocero del Frente Sindical.

La situación se agravó este jueves 6 de junio, cuando debía realizarse una nueva reunión paritaria. No obstante, hasta hoy a las 18 horas, no se ha recibido una convocatoria formal para reanudar las negociaciones. La frustración crece entre los docentes y nodocentes que ven cómo sus reclamos no son atendidos.

El Frente Sindical de Universidades Nacionales también ha exigido a la Ministra Pettovello la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) y la paritaria nacional docente que establezca el piso salarial de referencia a nivel nacional. «Sin salarios dignos, no hay universidad pública posible,» expresó en un comunicado el Frente Sindical, subrayando la importancia de defender los salarios de las trabajadoras y los trabajadores de las universidades nacionales.

Las organizaciones gremiales que conforman el Frente Sindical de Universidades Nacionales, entre las que se incluyen CONADU Histórica, CONADU, FEDUN, UDA, CTERA, FAGDUT y FATUN, están unidas en esta lucha. «Es esencial que el Gobierno escuche nuestras demandas y actúe con responsabilidad. No podemos permitir que la educación pública siga siendo relegada,» afirman. La comunidad universitaria espera con preocupación los próximos días, consciente de que la continuidad y calidad de la educación pública están en juego.

FUENTE: Linea Sindical