Volverán a circular colectivos desde el viernes: ¿cómo se destrabó el paro?

La medida se tomó tras un plenario delegados de la seccional de la UTA local, tras casi un mes de cese en el corte de crédito por deudas incumplidas con los choferes. Hubo compromiso de pago.

A partir de las 0 del viernes vuelven a funcionar el transporte urbano en Rosario. Lo comunicó la UTA luego de un plenario de delegados, y tras promesa de pago para completar lo adeudado a choferes.

El conflicto con el transporte urbano en Rosario tuvo un nuevo capítulo este miércoles, tras casi un mes de corte de crédito laboral ante el incumplimiento en el pago de salario, aguinaldo y bonificaciones adeudados.

“Es un acuerdo local, no se debió esperar tanto de la nación como se ha hecho, en perjuicio de la ciudadanía, hemos hecho también un acuerdo de fechas y estimamos 90 días de paz social”, declaró en conferencia Sergio Coppello, secretario adjunto de la entidad.

Y agregó: “Indudablemente que todos tenemos que aportar lo nuestro para que la actividad vuelva  a funcionar, llevamos 54 días de paro en poco plazo, no quisimos esto”.

Ese “esfuerzo de los trabajadores” –remarcó el dirigente- es lo que permitió hallar una salida para un conflicto. “Hemos corrido un poco los días, el cuarto día hábil no vamos a salir a parar porque no cobramos. Vamos a cobrar en dos pagos”, aclaró.

“El viernes vuelve la actividad porque todos hacemos un esfuerzo, tanto dentro de la provincia como de la municipalidad de Rosario. Los fondos de nación para levantar la medida y volver a trabajar no están comprometidos”, señaló Copello a los medios, entre ellos Conclusión.

A su vez, señaló que el acuerdo fue “únicamente económico y para saldar la deuda salarial”, mientras que no hay otras cuestiones laborales comprometidas. En tanto, el titular de la UTA Rosario expresó que los trabajadores del transporte cobraron dos cuotas del Decreto 14/2020, con lo que la deuda se reduce a dos pagos y el acuerdo alcanzado este miércoles comprende el abono estas sumas de dinero mensualmente.

Finalmente, Copello expresó que desde el Gobierno Nacional explicaron que la partida de dinero “está demorada”, pero se mostró optimista al manifestar que cuando la actividad del transporte se estabilice “va a levantar su nivel de recaudación”.

Hasta el día de hoy los trabajadores del transporte -que llevaban 29 días de paro- no habían terminado de cobrar sus salarios de junio, mientras que las empresas y los distintos niveles estatales se encontraban a días de afrontar el pago de los sueldos de julio. Además, a los empleados se les debe el salario anual complementario, entre otras deudas.

El paro de transporte se da en paralelo al crecimiento exponencial de casos de coronavirus en la ciudad de Rosario, junto al ascenso de la curva a nivel nacional, siendo el transporte publico señalado como uno de los espacios donde más se contagia el Covid-19.

Este conflicto no es exclusividad de Rosario, sino que también ha impactado a lo largo de las últimas semanas y meses de este 2020 en otros centros urbanos como Córdoba, Jujuy, Tucumán, Mar del Plata o la misma capital provincial, la ciudad de Santa Fe.

Es una realidad que evidencia el desigual reparto pero sobre todo trato existente entre el interior del país y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), casualmente el principal foco infeccioso nacional y donde el transporte nunca dejó de funcionar.

 

Fuente: Conclusión