Unión de Trabajadores de la Tierra: “Somos el campo que produce alimentos”

Mientras los gurúes de la economía se enredan en conceptos que poco aportan para el desarrollo de los que más necesitan y operan, en función de los preceptos de la oligarquía, la Unión de Trabajadores de la Tierra dieron cuenta, con el ejemplo, que los pobres han  producido y producen  alimentos a precios bajos.
Desde la organización popular manifestaron que “hoy en el Mercado Central los precios están por las nubes: el kilo  de lechuga se fue a 60 pesos al por mayor y en las verdulerías llega a 150 pesos. Nosotros la vendemos a 45 pesos el kilo.  El kilo  de banana en verdulerías alcanza los 120 pesos.  En nuestros almacenes esta semana se puede  conseguir bananas (del Norte, de Orán-Salta) de a 3 kilos por 90 pesos”.

Los trabajadores de la tierra añadieron: “Los pequeños productores aportamos el 60% de los alimentos que se consumen en la Argentina. Y somos los únicos que proveen alimentos sin agrotóxicos, cada vez en mayor volumen, fomentando la agroecología”.

“Vendemos directo sin intermediarios, así mantenemos los precios bajos, asegurando que el acaparamiento y la especulación de los operadores de los mercados concentrados no afecten a nuestros consumidores” manifestaron desde la UTT.

En esa perspectiva los trabajadores del campo popular le respondieron a Susana Giménez exponente del pensamiento oligárquico: “Muchos no conocen dónde estamos ni cómo producimos y se entrampan en creer que el hambre y la pobreza son por falta de conocimiento o ganas de trabajar”.

Para la UTT  “lo que falta son políticas públicas: una Ley de Acceso a la Tierra que nos permita tener el crédito necesario para comprar los terrenos y no dejar toda la rentabilidad de nuestro trabajo en pagar alquileres un programa nacional de fomento de la agroecología para masificar la producción sin agrotóxicos, que además vienen en precios dolarizados; y una política nacional de apoyo a la comercialización directa y de compras públicas a pequeños productores, que garantice condiciones para proveer alimentos sanos y baratos a la ciudadanía, así como a escuelas, hospitales e instituciones públicas”.

Los trabajadores de la economía popular concluyeron: “Somos el campo que produce alimentos, el otro campo que no sale en la tele pero que está en la mesa de los argentinos todos los días.

 

Fuente; Línea Sindical