Trans de Paraná denunciaron al municipio por despidos injustificados

Cinco mujeres trans y un varón trans de la ciudad entrerriana denunciaron despidos por parte del gobierno municipal. Presentaron un amparo en la Justicia provincial buscando la recontratación o el pase a planta permanente.

Las seis personas entraron a trabajar en las dependencias de los municipios, a partir de una política pública beneficiosa para la integración, donde pudieron traccionar la inclusión social del colectivo trans y lograron el dictado de la Ordenanza municipal sobre el cupo laboral trans en junio de este año. Luego de que venciera el contrato se esperaba su renovación o el pase a planta permanente, pero contrario a eso, les negaron la continuidad.

Gisela Romero de la agencia Presentes habló con la abogada que les representa, Aranzazu Quiroga: ?Luego de seis meses tuvieron una renovación de sus contratos, pero lxs introdujeron en una contratación masiva de gente por dos meses, lo cual dejó vislumbrar que sus derechos no eran plenos en base a lo que venían?, precisó. Esta nueva contratación incluía a 400 personas, y el contrato vencía el 31 de octubre. ?Durante el mes de noviembre siguieron trabajando pero no tuvieron ninguna noticia y saben que no van a tener ni continuidad contractual ni un pase a planta permanente, que es lo que hubiera correspondido. Entonces, de eso se trata el amparo, pretendiendo que el municipio haga un acto de reconocimiento hacia los derechos ganados y los vuelva a contratar o haga un pase a planta permanente?, comunicó al mencionado medio.

«La lectura que se puede hacer es que se creó en ellxs una expectativa. Su contratación fue en el marco de la continuidad de derechos enmarcado en el artículo 75 inciso 23 de nuestra Constitución nacional, que habla de la igualdad de oportunidades, y tienen un montón de derechos de tratados internacionales de derechos humanos que los amparan y protegen frente a ese actuar positivo que tuvo el municipio y que ahora podemos entender como que hay una contradicción y una violación de esos derechos», informó la letrada.

Es decir, primero les contratan en el marco de lograr la inclusión y luego les despiden injustificadamente, en un estado de mayor vulnerabilidad, debido a las expectativas y debido a la vulnerabilidad del colectivo, razón que el municipio reconoce por lo que contrata a estas personas en primer lugar. Luego de presentado el amparo, sólo queda esperar la resolución judicial. Foto: Presentes

 

Fuente: Info Gremiales