Tandil: Una céramica suspendió a 40 empleados y amenaza con despidos

La ladrillera, asegura que no está en condiciones de hacerse cargo de los costos, sobre todo de las tarifas de luz y gas, como consecuencia de la caída en las ventas, por ende dejaran de producir ladrillos.

Como consecuencia de la caída de las ventas, la Cerámica Loimar, ubicada en Tandil, anunció a sus trabajadores que dejará de producir, por ende ya son cuarenta los suspendidos y hay amenazas de despidos. La cartera de Trabajo de la Provincia, dictó la conciliación indagatoria por 15 días.

Alberto Algañaraz, delegado de la planta, señaló: “Hemos venido para denunciar el apagado del horno de planta que es el que fabrica ladrillos” y agregó que el miércoles pasado, mantuvieron una reunión, en la cual “nos comunican que piensan trabajar con el horno de planta C, que es el que produce pisos. Hablan de hacerlo a full para poder seguir sosteniendo la empresa”, informó portal local El Eco.

El ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires intervino y dictó el inicio de un período de conciliación obligatoria en el conflicto en Loimar, que las partes deberán acatar por quince días mientras se avanza en un proceso de negociación.

Encargados de la plata informaron que “van a llegar cerca de 40 suspensiones y que podría llegar a haber desvinculaciones, hablaban de 10, 11 ó 13”.

En este sentido, los trabajadores de la ladrillera decidieron que en cuanto les informen del primer despido irán a paro y no descartaron adelantar la medida a partir del impacto que genera la notificación de los telegramas que confirman las suspensiones.

 

Fuente: Info Gremiales