Se completó la intervención al SOEME con el ingreso a la sede platense

Tras idas y vueltas, y la resistencia de De Marco de abandonar su cargo, hace horas se produjo la posesión total de los principales inmuebles y llaves del sindicato.

La intervención del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (SOEME) ingresó este miércoles a la sede de Avenida 1 en la Ciudad de La Plata, completando así la toma de posesión de los principales inmuebles de la organización.

Las acciones llevadas adelante durante la jornada de ayer en la capital provincial se efectuaron en el marco del proceso de intervención dictado por la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

De esta manera, por decisión del funcionario interventor designado Julio Simón, se procedió al ingreso de la sede platense en un procedimiento realizado de manera pacífica y sin sobresaltos ante la presencia de personal de seguridad privada.

Lo sucedido en La Plata difiere de los momentos de tensión vividos en primera instancia en el edificio central de calle Salta al 534 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde un grupo de manifestantes, que respondían a la gestión desplazada, impidieron el ingreso de las autoridades al edificio.

Hace dos semanas, Simón logró acceder a la sede nacional del SOEME con asiento en la Ciudad de Buenos Aires, la cual estuvo ocupada de forma ilegal luego de la resistencia inicial fogoneada por las autoridades desplazadas, en desacato a una intimación judicial. Pero con el correr de los días fue perdiendo impulso el desconocimiento a la intervención, y finalmente, el funcionario pudo acceder a la sede central, la cual encontró totalmente vacía.

Con lo ocurrido en la jornada de este miércoles, se completó la intervención en el gremio con la puesta en funciones como delegado reorganizador en la provincia de Buenos Aires de Heriberto Deibe.

Un dato que llamó la atención en el edificio de La Plata fue la presencia de 12 personas que alegaron desempeñarse como seguridad privada contratada por la gestión desplazada, a cargo de Adrián De Marco, para prestar servicio en un inmueble que consta de una sola entrada y sólo dos pisos.

Además, se detectó que el personal se encontraba en la sede sin ningún tipo de acreditación o vinculación formal, una situación que resaltó la intervención y será motivo de investigación en las próximos días.

También subrayaron que en las últimas semanas un importante número de delegados y delegadas se acercaron a la sede gremial para ponerse a disposición y acompañar el proceso de la gestión.

De esta manera, y luego de semanas convulsionadas, Simón y los funcionarios designados para normalizar el gremio comenzarán a cumplimentar las tareas encomendadas por autoridades competentes.

La nueva intervención fue resuelta a inicios de mayo por decisión de los jueces de Cámara María Dora González y Víctor A. Pesino, que resolvieron desplazar a la conducción encabezada por De Marco electa en polémicas elecciones realizadas durante agosto de 2019 por disposición del Juez Federal Ernesto Kreplak.

Esos comicios fueron rechazados por la Justicia del trabajo que estableció la suspensión provisoria en el ejercicio de sus funciones a la totalidad de las autoridades en el acto irregular y comenzaron un renovado proceso de normalización de la institución.

 

Fuente; Mundo Gremial