Reabrió la alimenticia Alijor tras gestiones del STIA Buenos Aires

La planta de Garín volverá a funcionar luego del anuncio de cierre que dejaba en la calle a 250 empleados.

La alimenticia Alijor reabrió sus puertas en la planta de Garín luego de acordar indemnizaciones para 12 trabajadores y la continuidad de cientos de empleados.

La reapertura de la panificadora quedó sellada este miércoles durante una reunión en la Secretaría de Trabajo de la que participaron representantes del sindicato de alimentación (STIA Buenos Aires) que conduce Rodolfo Daer.

Si bien no se reincorporó a los despedidos, se logró negociar que paguen el 100% de la indemnización en tres cuotas, ya que hasta ahora había ofrecido el 50% en 6 cuotas.

Los 12 despidos se suman a los 25 de abril, y a los 33 del año pasado, informó el portal iProfesional.

Alijor elabora y comercializa panificados para La Salteña y la cadena de supermercados La Anónima, además de producir pastas frescas envasadas y tapas de empanadas y pascualinas con su propia marca.

Pertenece a la familia Biderman. Hace cuatro años atrás, tenía 320 empleados. El año pasado despidió a 33 trabajadores y en lo que va de 2019 otros 37 empleados.

Por la mañana del martes la familia Biderman no permitió el ingreso de los trabajadores a la planta, y con el aval del Secretario General Daer, la ocuparon.

Desde STIA destacaron que se le reclamó a la patronal que se paguen las horas no trabajadas, ya que el motivo por el cual no hubo producción fue un lockout patronal y no la voluntad de los trabajadores.

Este tema se tratará en una audiencia fijada para el próximo martes 28 de mayo.

Fuente: Mundo Gremial