PROVINCIA / Se aprobó la Ley Impositiva, críticas a modificaciones promovidas por la oposición

En una jornada de alto voltaje político y tras dos semanas de duras negociaciones, Axel Kicillof consiguió sancionar la Ley Impositiva para el 2020. En el medio tuvo que aceptar modificaciones introducidas del proyecto inicial por parte de la oposición. “El bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que no estamos de acuerdo y no acompañamos”, disparó Kicillof. El oficialismo estima que los cambios implican una merma de la recaudación de 10 mil millones de pesos.

Por Leonardo Martín*
La actividad en el Congreso bonaerense comenzó desde la mañana extendiéndose hasta la noche. A grandes rasgos, el tratamiento comenzó en la Cámara de Diputados donde logró una rápida sanción. De allí pasó a Senadores donde la oposición -que es mayoría-  logró limar aspectos de la ley impulsada por el Ejecutivo volviendo a Diputados donde finalmente se votó afirmativamente la Ley pasada las 10 de la noche.

Kicillof, rápidamente, expresó satisfacción por la sanción pero simultáneamente lanzó críticas a la oposición por las modificaciones. “En el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificiones, con las que no estamos de acuerdo y no acompañamos“, expresó.

“En el impuesto inmobiliario urbano estableció un descuento mayor por pago en una cuota para el segmento de los más grandes propietario. Redujo la tasa de ingresos brutos para los operadores de cable, para los importadores y exportadores”, agregó.

“No estamos de acuerdo porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a los sectores concentrados“, lanzó Kicillof. “Nos acusaron de querer hacer un ´impuestazo´, nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, de no buscar los consensos. Pero ahora vemos que la cuestión es otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas“, concluyó.

Los cambios están referidos a la alícuota de puertos, que se redujo en un 50% con respecto al proyecto enviado; se bajó de 3 a 2% la alícuota de Ingresos Brutos a los operadores de TV por cable y se redujeron a 700 mil las partidas alcanzadas por el incremento del 75% en el Impuesto Inmobiliario.

“No estamos satisfechos” destacó Soledad Alonso, diputada por el Frente de Todos e integrante de la Corriente Federalen diálogo con Radio Gráfica. “Necesitábamos una responsabilidad mayor de la oposición. Juntos por el Cambio defendió los intereses que representan, que son los que más tienen: a los grandes grupos económicos concentrados, a los terratenientes” destacó la referente. “Lograron un descuento del 35% con el pago en una cuota, habíamos propuesto un 20%, esto es demasiado”. Molesta con la articulado final de la Ley, Alonso opinó que “en ninguna negociación uno logra el 100% de lo que propone pero en una situación de emergencia pedíamos más responsabilidad. Esto nos habla de cómo va a ser esta relación de acá a dos años. No queremos perjudicar a ningún grupo económico, pero por lo menos dejar de favorecerlos”.

La dirigente de la CTA de los Trabajadores y senadora provincial, María Reigada, se manifestó sobre el tratamiento. “Ayer parecía que estábamos discutiendo con el Grupo Clarín y no con legisladores, parece que tienen puestos intereses ahí. Movían el arco al compás de los títulos de Clarín, fue escandaloso”, disparó Reigada. “Defendieron la recaudación de Clarín“, afirmó en referencia a la reducción de tasa para las empresas de Cable de 3 a 2%.

“Terminaron imponiendo una menor recaudación para los bonaerenses. Para atender las múltiples necesidades de la Provincia hay dos caminos. O se recaudada o seguimos con el endeudamiento serial de lo que ya dejó Vidal o privatizar sectores de la salud y la educación volviendo a una política neoliberal”, detalló.

“Lo que hizo el Gobernador es plantear una nueva estructura impositiva. Gravar a aquellos sectores que tienen mayor poder económico y generar un alivio en los sectores que tienen más dificultades”, añadió.

“Con estos cambios se pierden 10 mil millones de pesos menos en el año”, sintetizó Reigada. “Lamentablemente van a seguir extorsionando con esa mayoría que tienen en Senadores“, se lamentó la dirigente de la CTA.

Desde la oposición, el presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, al hablar en la sesión, reconoció que “no es un impuestazo, pero sí una desmesura en algunos temas y no podíamos permitir, a partir de la mayoría que tenemos (en la Cámara) aprobar esa desmesura, por lo que frenamos la desmesura”.

“No estamos conformes con la ley, hubiésemos preferido que no se ataque tanto a la producción agrícologanadera”, apuntó.

El legislador del mismo bloque Juan Pablo Allan afirmó que “entendíamos que no tenía progresividad, pensamos que el esfuerzo estaba mal repartido en el primer proyecto en especial en el impuesto inmobiliario, donde estaba involucrada la mayor parte de la clase media, que recibe aumentos por todos lados y lo fuimos mejorando con cada modificación. Quiero rescatar lo que conseguimos”.

LOS PRINCIPALES MODIFICACIONES

Jubilados con haberes mínimos no pagarán el impuesto inmobiliario, establecimientos hasta 100 hectáreas con producción tambera y de 50 hectáreas también exentos. Con respecto al Inmobiliario, se incluyó en el tope del incremento del 55% a viviendas de hasta 1.712.750 pesos y se amplió el porcentaje de bonificación por el pago en una cuota de los impuestos, del 25% al 35%.
En lo que respecta a Ingresos Brutos, se bajaron las alícuotas para la televisión por cable, del 3 a 2%, similar al actual; se bajó la alícuota para elaboración de vinos del 5 al 4% y se redujeron las alícuotas para servicios notariales y de contabilidad del 4% y el 4,5% según facturación al 3,5% y 4% según facturación.
La alícuota a las actividades en las terminales portuarias había sido un punto cuestionado por los diputados de la oposición durante esta tarde, por considerar que los incrementos previstos ponían en desventaja a los puertos bonaerenses con respecto a otros de provincias limítrofes y el puerto de la Ciudad de Buenos Aires. Esas alícuotas se redujeran en un 50%.

 

Fuente: Sindical Federal