Proponen reactivar 350 pozos someros en Salta

Junto con las intendencias de Mosconi, Aguaray y Tartagal, el Sindicato de Trabajadores de la Industrialización de Gas y Petróleo de Salta y Jujuy quiere recuperar una gran cantidad de pozos abandonados en el norte salteño.

La provincia de Salta se ilusiona con la posibilidad de reactivar alrededor de 350 pozos someros que fueron perforados hace décadas por YPF y luego abandonados por falta de rentabilidad en el departamento norteño de General San Martín. La propuesta fue ideada por el Sindicato de Trabajadores de la Industrialización de Gas y Petróleo de Salta y Jujuy. La entidad gremial que conduce Sebastián Barrios convocó a los intendentes de General Mosconi, Isidro Ruarte; Aguaray, Alfredo Darouiche; y Tartagal, Eduardo Leavy, a conformar una mesa de trabajo que delinee el emprendimiento.

Aparte de volver a poner en marcha estos pozos de baja productividad, el gran desafío pasará por garantizar condiciones básicas de seguridad y cuidado ambiental. De hecho, recientemente se registraron algunas surgencias espontáneas que contaminaron o pusieron en riesgo de contaminación diversos cursos de agua cercanos a localidades como Tablillas o Vespucio. La última de estas manifestaciones contaminantes tuvo lugar a mediados de 2016 y afectó a un arroyo circundante a Vespucio. Aparte de volver a poner en marcha estos pozos de baja productividad, el gran desafío que deberán afrontar los impulsores de la propuesta pasará por garantizar condiciones básicas de seguridad y cuidado ambiental.

A fin de recomponer y volver operativos estos pozos someros, el Sindicato y los intendentes reclaman la aplicación de una ley que favorezca su intervención y, al mismo tiempo, promueva la generación de empleo genuino.A decir de Barrios, para que la iniciativa adquiera mayor firmeza se requiere apoyo político. “Necesitamos el visto bueno de los intendentes de los distritos productores, pero también de los legisladores provinciales”, sostuvo.De acuerdo con el secretario general del Sindicato, la mayor parte de los yacimientos se localiza en el municipio de General Mosconi (Vespucio), aunque también hay varios en Aguaray (Campo Durán) y Tartagal.

“En total estamos hablando de unos 350 pozos, de los cuales 200 fueron perforados por YPF”, puntualizó.Respaldo legalLa idea de reflotar más de 300 pozos someros, aclaró Barrios, no representa ninguna quimera, sino que está plenamente contemplada por el marco normativo nacional. “La legislación hace referencia a este tipo de perforaciones y estipula una serie de procedimientos técnicos para su posible reactivación, incluyendo la ejecución de labores de saneamiento. En caso de que no se manifiesten hidrocarburos, deberá hacerse un tapón de abandono de manera definitiva, cumpliendo con todas las especificaciones técnicas y ambientales”, explicó.

“La legislación hace referencia a este tipo de perforaciones y estipula una serie de procedimientos técnicos para su posible reactivación, incluyendo la ejecución de labores de saneamiento”Según sus palabras, la intención es que, una vez recuperados, los pozos sean operados por pequeñas y medianas empresas (Pymes) locales o por los mismos municipios. “Un proyecto de esta envergadura podría traer aparejados múltiples beneficios económicos y sociales al norte provincial. Sin mencionar las tareas vinculadas con su puesta en marcha y mantenimiento, para llegar a esos yacimientos que fueron abandonados se necesitarán nuevos caminos. Precisaremos una gran cantidad de personal calificado y proveedoras locales de bienes y servicios”, completó.

Nueva conducción

Liderada por Barrios, la actual Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores de la Industrialización de Gas y Petróleo de Salta y Jujuy asumió sus funciones a mediados de 2017. Cuenta con Gabriel Barrios como secretario adjunto, Javier Narváez como secretario organizativo y administrativo, Bruno Reyes como secretario gremial, Raúl Gareca como prosecretario gremial, Miguel Carmona como secretario de Finanzas, Rubén Barraza como prosecretario de Finanzas, Viviana Guzmán como secretaria de Obra Social y Emilio Ortiz como secretario de Actas, entre otros dirigentes.Además de interceder en el conflicto con la empresa China Petro AP por la extensión de la concesión del yacimiento Caimancito, la organización debió atender distintas cuestiones vinculadas con la renegociación de salarios, la obra social de los afiliados y la realización de obras en instalaciones propias.

 

Fuente: Petrolnews