Proponen hacer obras con las retenciones petroleras

El senador del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, formalizó en el Congreso la presentación de un proyecto de ley para declarar de interés nacional la explotación de hidrocarburos no convencionales y crear un fondo para infraestructura de las localidades afectadas.

El texto, que consta de nueve artículos, pretende nutrir esos recursos con lo que ingrese por el cobro de retenciones a la exportación de petróleo y con otras donaciones privadas o aportes del Tesoro que decidan hacerse.

Pereyra publicitó este proyecto como una suerte de reparación histórica para la provincia y una oportunidad para desarrollar obras que permitan contener la llegada de nuevos vecinos a las ciudades que rodean a los yacimientos. Este modo peculiar de producción tiene lugar en zonas alejadas, propiciando el establecimiento de campamentos de trabajadores y familias en una etapa inicial de producción, generándose una demanda de desarrollo no sólo productiva, sino habitacional, de salud, recreativa y de educación, fundamentó.

El proyecto propone la creación de un Consejo de Actividad Hidrocarburífera No Convencional integrado por un representante del Poder Ejecutivo Nacional y seis de las provincias productores en proporción a sus concesiones no convencionales. Esto abarcaría a Neuquén, Río Negro, Mendoza (Vaca Muerta) y Chubut y Santa Cruz (Golfo San Jorge). Ese organismo se encargaría de planificar las obras y administrar el fondo, que se integraría con recursos provenientes del Tesoro nacional, donaciones públicas o privadas de fondos nacionales o internacionales y lo percibido por el país en concepto de retenciones a la exportación de hidrocarburos.

El dirigente petrolero y senador, quien buscará su reelección en las elecciones nacionales de este año, planteó que de no avanzar con las obras necesarias, en Neuquén va a pasar lo que ha pasado en otras partes del mundo con el desarrollo masivo de los hidrocarburos y va a llegar el momento donde todo va a colapsar, producto de la migración de otras partes de Argentina que llega a Neuquén buscando mejores condiciones de vida. Van a faltar escuelas, hospitales, viviendas y obras de infraestructura porque el presupuesto de la provincia no alcanza para llevar adelante todas estas obras para una población que se va a multiplicar en poco tiempo, sostuvo.

 

Fuente: Petrolnews