Por la energía, repuntarán las inversiones a partir del segundo trimestre

El sector energético motivará la recuperación de la llegada de capitales al país. El interés que despiertan los recursos de Vaca Muerta y la ampliación de la red eléctrica nacional jugarán un rol clave en esta tendencia.

La Agencia de Inversiones y Comercio Internacional (AICI) ratificó el rol central del segmento energético a la hora de reactivar el arribo de capitales al mercado nacional. Según un informe de la entidad que conduce Juan Pablo Trípodi, el desarrollo de Vaca Muerta y el tendido de 2.300 kilómetros de nuevas redes de electricidad demandarán inversiones por u$s 2.700 millones.

El trabajo reconoce que “un punto de interés que tienen todos es ver qué pasa el año que viene en la escena política”. No obstante, a partir del segundo semestre de esta temporada ya podrá verse una mejora basada tanto “en el dinamismo de sectores como el agrícola y el energético” como “en la recuperación de la economía brasileña”.

Más allá de que la mira de los inversores suele estar puesta en el largo plazo, el reporte anticipa que el país podría retomar la senda del crecimiento en función de una mayor estabilidad macroeconómica. “Eso permitiría seguramente la reelección del gobierno de Cambiemos, aparte de darle continuidad a este modelo”, adelantó Trípodi.

El primer semestre de 2018, repasó el titular de la AICI, culminó con un 9% de suba en las inversiones, aunque el segundo experimentó una caída que dejó el año prácticamente en cero. “De todos modos, el cuadro fue bastante heterogéneo, ya que hubo rubros que mantuvieron la tendencia positiva más allá de la crisis. Uno de ellos es el de la energía, motorizado por los proyectos de petróleo y gas de Vaca Muerta”, resaltó.

A su entender, el avance en la productividad de los yacimientos no convencionales abarató el gas natural y posibilitó la exportación a Chile. “Hoy se piensa en emprendimientos de mucha mayor envergadura, incluyendo nuevos ductos y plantas de licuefacción, con inversiones que se extenderán por bastante tiempo, pero deben comenzar ahora”, advirtió.

En los próximos siete años, precisó, el negocio de las energías renovables recibirá alrededor de u$s 15.000 millones. “Otra actividad que está creciendo es la turística, que se vio beneficiada por las ampliaciones aeroportuarias, la mayor conectividad y las nuevas líneas que están volando”, completó.

Otras previsiones

Con respecto al desempeño agrícola, la AICI confía en que la campaña 2018/2019 finalizará con una cosecha récord. “También repuntarán los servicios basados en el conocimiento, con un capital humano más competitivo en función de la devaluación del peso”, señaló Trípodi. La industria asociada al consumo interno, por su parte, afronta el desafío de cubrir un mercado de proporciones globales. “Después de muchos años de padecer una economía cerrada, sin competencia, las empresas del sector deben prepararse para ampliar su alcance de 44 a 7.000 millones de potenciales consumidores”, graficó. En materia automotriz, en tanto, el rendimiento estará íntimamente ligado a lo que ocurra en Brasil. “Se espera, en ese sentido, que el mercado brasileño crezca entre un 3% y un 4% durante 2019”, proyectó. Para finalizar, remarcó el interés de diversas empresas internacionales por colaborar con la expansión de la red eléctrica argentina. “Hay capitales de China y España, entre otros países, esperando que se oficialice el programa de participación público-privada para financiar esa iniciativa”, concluyó. ›|‹

Fuente: Periodico el Inversor Energetico & Minero