Perón, Argentina y el Mundo / Entre el fuego y los drones

Por HÉCTOR AMICHETTI*

Juan Perón alentó fervientemente la construcción del universalismo, creyó ciertamente que era posible y con esa idea partió de este mundo hace poco más de 45 años.

Unos meses antes de su partida advirtió que seríamos unos ingenuos si confiáramos que ese trascendental objetivo habría de lograrse como producto espontáneo de la historia.

Fue muy claro al respecto: «La unión que conduzca al universalismo solo puede provenir de los pueblos mismos antes que de decisiones arbitrarias».

Muy lejos pareciera estar hoy el mundo de alcanzar el universalismo planteado por Perón.

ENERO VIOLENTO…

Unos drones asesinos pudieron acabar en un instante con un par de valientes hombres que pusieron el esfuerzo a lo largo de sus vidas para defender la dignidad de toda una región insistentemente asediada.

Ya ni siquiera hizo falta coraje para el combate, solo apretar un par de botones para que una cobarde creación tecnológica haga su contribución a la guerra.

¿Y los pueblos?

Los norteamericanos se enteraron por televisión del asesinato cometido por sus «patrióticos» drones.

Los iraníes conmovieron las almas sensibles del planeta con una imagen de multitudes en las calles de Teherán expresando su sentimiento de dolor por el hermano asesinado y reafirmando sus convicciones políticas y espirituales basadas en cuestiones tan simples como justicia y libertad.

VOLVIENDO A PERÓN…

Luego de soportar largos y duros años de violencia y proscripción, Perón nos habló sobre la necesidad del renacimiento de Argentina y del mundo, afirmando que solo sería posible mediante una Democracia Social, basada en una ética individual pero también colectiva, capaz de construir una auténtica Comunidad Organizada y Liberada.

¡Qué lejos parece estar la democracia australiana de esa idea!

AUSTRALIA, EL MODELO ES UN INFIERNO…

Macri y los neoliberales legítimamente desplazados del gobierno argentino por voluntad mayoritaria del pueblo, nos ponían al modelo económico australiano como ejemplo a imitar.

Muy lejos de nuestro ideal de comunidad organizada.

Dos primeros ministros de aquel país cayeron en los últimos años por intentar aumentar impuestos y condicionar los negocios del lobby minero carbonífero.

En esa gran isla-país mandan multinacionales como BHP Billiton, Mitsubishi Alliance y Río Tinto, entre otras, que privilegian sus intereses por sobre la preservación del planeta y la seguridad de los seres vivos.

El bienestar del pueblo, su felicidad y el ejercicio de su voluntad terminan siendo al final, algo circunstancial y ficticio.

El calentamiento global al que contribuyen fuertemente esas multinacionales no es un verso; sequía, temperaturas extremas y fuertes vientos han convertido a Australia en un verdadero infierno.

PROFECÍAS HECHA REALIDAD…

Cristianos, judíos y musulmanes rescatan en sus milenarios textos religiosos la historia del profeta Noé. Dios, Yahveh, Alá o como se prefiera llamar al Creador, un día se hartó de tanta violencia y maldad de los hombres y mujeres que había creado y resolvió acabar con toda una generación, sin utilizar en esa ocasión el fuego, pero si un diluvio fenomenal que duró siete días y siete noches seguidas.

Solo decidió preservar a la familia de Noé y a una pareja de cada especie animal para que pudieran reproducirse y hacer nacer un mundo nuevo.

En Australia parece no haber Arca posible para salvar a más de 800 millones de animales, la mitad de los koalas han muerto incinerados, aves y reptiles tratan infructuosamente de huir de las llamas y como si esto fuera poco, un grupo de francotiradores están ocupados en matar a 10.000 camellos salvajes para que no invadan sitios donde habitan pueblos originarios que ninguna responsabilidad tienen con el desastre provocado.

ARGENTINA, NUESTRO REFUGIO EN EL MUNDO…

Hace apenas unos pocos días que ha comenzado una nueva década de un siglo en el que seguramente se definirá el destino del planeta y de todos los seres que lo habitan.

Las situaciones descriptas nos empujan en principio a refugiarnos en nuestra grandiosa Patria «chica», dándonos fuerza con la decidida voluntad de recuperar algo de justicia y derechos arrebatados, de redistribuir como corresponde el fruto de la riqueza que jamás debería ser propiedad absoluta de nadie.

Volver a Perón no es para nada simplificar las propuestas de solución que el mundo necesita para enfrentar los grandes males que lo aquejan.

Después de todo, antes de su muerte inmortal, él nos instaba a practicar la Democracia Social -que es mucho más que la electoral-, para convertir al «hombre actual en hombre nuevo, creador de una nueva sociedad.

Creo que es posible, solo se trata de perseverar intensamente trabajando sobre ese ideal de sociedad.

*Federación Gráfica Bonaerense / Corriente Federal de Trabajadores

 

Fuente: Sindical Federal