PEREYRA: “HAY SEIS EQUIPOS TRABAJANDO CON PERSPECTIVAS DE TRES MÁS EN UN MES O MES Y MEDIO”

El titular del sindicato petrolero sostuvo que la actividad no convencional se recupera lentamente pero advirtió que la situación es muy complicada. “Son contratistas de YPF”, manifestó ante las diez pymes neuquinas que presentarán preventivos de crisis y criticar el manejo de la petrolera estatal.

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, evaluó la situación hidrocarburífera en la Cuenca Neuquina y la calificó como muy complicada.

En declaraciones radiales realizadas el viernes 10 de julio, Pereyra afirmó que la peor parte se la llevan los yacimientos convencionales, con campos maduros como los de Rincón de los Sauces, mientras que para los no convencionales el panorama es menos desalentador.

“En el caso de YPF, la situación es muy complicada financiera y económicamente”, analizó. Pereyra criticó el uso de la petrolera desde su privatización, en la década del 90. “Con Menem quedaron 37000 trabajadores en la calle y se hizo una mala privatización y se agotaron los yacimientos”.

“Luego llegó Repsol, que agotó los yacimientos, no reinvirtió en Neuquén y Rincón de los Sauces y cayeron las reservas al tiempo que se llevaron las ganancias afuera”, agregó.

“Luego llegó otra etapa, como ocurrió con el grupo Eskenazi (Petersen en la actualidad) que compró una porción importante de acciones de YPF que pagaron con rentabilidad y en vez de invertirla, se la llevaron. Hoy todavía tienen parte de las acciones y le hizo juicio al Estado Nacional, en Estados Unidos, cuando se expropió YPF. Así, con toda esta maraña, todos los gobiernos vieron a YPF como un bastión para sus actividades políticas y nos encontramos con una YPF con una gran cantidad de personas, que normalmente se le llaman ñoquis”, analizó en declaraciones al programa el Magazine de la Mañana, que se emite por Radio Arenas.

“Y los compañeros que están en el campo, son los que pagan los platos rotos, mientras otros están disfrutando de lo que se produce en Neuquén, para pagar sueldos a personas que no tiene ninguna responsabilidad dentro de la empresa. Así pasó durante años, para llegar a esta situación”, señaló Pereyra.

En este sentido, Pereyra agregó: “no le vamos a echar la culpa a la pandemia, el culpable es el estado y los gobiernos que han hecho de YPF lo que han querido, al trabajar de esta manera”.

“En definitiva, son los compañeros trabajadores que están pagando los platos rotos de esta YPF. Es difícil salir adelante y hay propuestas que apuntan a querer sacar esta empresa adelante. El otro día, compartí junto a Marcelo Rucci, una reunión con la cúpula de YPF, que tiene el interés de querer sacar adelante. Yo les dije esto mismo que digo ahora. Nosotros estamos abiertos al lado, pero basta de seguir poniendo los trabajadores para sacar las cosas adelante”, dijo.

El secretario general del sindicato petrolero, recordó la adenda por los no convencionales, para Vaca Muerta. “Fue otro esfuerzo que pusimos los trabajadores, pero ahora dijimos basta. YPF tiene que poner esto con sus recursos y lo que consiga”, agregó Pereyra.

“Nosotros queremos que esto se ponga en marcha y todo el aporte que podamos hacer, lo vamos a hacer. No queremos más a la gente en la casa, queremos que salga a trabajar”, agregó.

“Y en el caso del resto de las empresas ligadas a los no convencionales, están retomando las actividades. Hay seis equipos trabajando, con perspectivas de tres o cuatro más en un mes o mes y medio. La actividad está despegando lentamente, pero hace falta mayor consumo. Mientras tengamos la pandemia, no habrá mayor consumo de combustibles, pero lo importante es que no hay que bajar los brazos”, enfatizó Pereyra.

El líder petrolero reconoció que también han habido pérdidas salariales, en el marco de esta pandemia y el parate de la actividad petrolera. “Hay que poner toda la creatividad para sacar en conjunto la actividad adelante”, afirmó.

“Paralelamente a esto, tenemos una obra social con aportes bajos. Estamos perdiendo 120 o 130 millones de pesos de recaudación, que tenemos que destinar a medicamentos y prestaciones médicas. Es difícil de sostener todo esto, pero gracias a una excelente administración de la organización sindical, estamos en condiciones de aguantar un año sin recibir aportes, pero nos vamos a desfinanciar totalmente”, advirtió.

Consultado sobre la presentación de preventivo de crisis por parte de diez pymes, Pereyra recordó que “son contratistas de YPF. Si sigue YPF de esta manera, se corre el riesgo de cortar la cadena de pagos”, dijo para aclarar que no ha visto ninguna presentación del preventivo. “Se trata de pequeñas y medianas empresas, que ocupan mano de obra local. Hay que sostenerlas, no he visto ninguna presentación todavía”, dijo.

Por último, Pereyra afirmó que “habrá que convivir con la pandemia. Esto requiere mucho trabajo, con diálogo permanente y estamos poniendo todo el esfuerzo para sacar esta situación adelante”, dijo.

Fuente: Vaca Muerta News