Para Massa, el impuesto a las ganancias “es un mamarracho” y propuso “eliminarlo paulatinamente”

Fue durante un encuentro con la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte en la que habló de proyectar un plan maestro para ferrocarriles, vías fluviales y puertos. Durísimos comentarios contra Mauricio Macri.

Sergio Massa, precandidato presidencial de Alternativa Federal, se reunió este mediodía con los gremios que conforman la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que encabeza Juan Carlos Schmid, para abordar una agenda que vinculó tanto la problemática de la actividad como los reclamos de los trabajadores.

Allí dejó un tendal de definiciones fuertes respecto de, por ejemplo, el impuesto a las ganancias, y sobre las promesas incumplidas de Mauricio Macri.

“Jurídicamente el impuesto es un mamarracho, una vergüenza, no se puede cobrar impuestos por el pago de una tarea o contraprestación”, declaró Massa, que ratificó su promesa de “eliminarlo paulatinamente”, como propuso en 2015. “Vamos a cumplir con lo que planteamos ya en 2015, no como ha hecho este presidente que le mintió descaradamente a la gente, y no sólo no lo eliminó, sino que hizo que más trabajadores lo pagaran”, disparó.

Escucharon atentamente Mario Caligari (UTA); Roberto Coria, (SGyMGMRA); Jorge Frías (AEPEC); Ariel Coria (La Fraternidad); Alejandro Kogan (Aeronavegantes); Rubén Fernández (ACTA); Armando Alessi (SiCoNaRA); Omar Pérez (Camioneros); Ricardo Iglesias (SEEN) y dirigentes de la Federación Marítima Portuaria.

Massa, por su parte, concurrió con los diputados nacionales Carlos Selva y José Ignacio De Mendiguren y el economista Matías Tombolini, y planteó dos cuestiones centrales para el transporte: un plan maestro –él habló de “Masterplan”- para ferrocarriles, aviones y navegación.

“Para que la Argentina no siga perdiendo vías de ferrocarril, ni asientos de aeronavegación, y que haya bandera argentina en las vías navegables”, enumeró, como objetivos. “Hay mil argentinos por día que pierden el trabajo porque la política del gobierno ha ido expulsándolos del mercado de trabajo”, explicó.

En ese sentido, remarcó que “la Argentina tiene sentido en la medida que el trabajo y la producción jueguen un papel central a la hora de definir la política económica. Hoy manda la política de la timba financiera”.

Fuente; Gestión Sindical