Minera Exar incumple protocolos, amenaza la salud pública jujeña y ya suma 163 contagiados

Los más de 600 empleados que tiene la empresa están en estado de alerta tras el estallido de contagios. Acusan a la empresa de negligente por falta de higiene, de elementos de limpieza y por hacerlos comer juntos en el comedor. El gobierno de Jujuy en llamas.

El gobierno jujeño confirmó hoy que toda la provincia ingresará a partir de mañana en una Fase 1 estricta de la cuarentena hasta el próximo 3 de agosto a causa del avance de la pandemia de coronavirus. Este martes por la noche, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó 120 casos de coronavirus locales dejando a la provincia en tercer lugar detrás de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal.

La minera Exar emplazada en el departamento de Susques de esa provincia hizo su aporte a este lamentable suceso ya que lleva 163 los trabajadores contagiados, más del 25% de los empleados de la firma dieron positivo. Cuando los contagios empezaron a aumentar, los trabajadores pidieron que se cumplan los protocolos y desde la empresa les respondieron que «dejen de romper las bolas con la limpieza».

En un video que se hizo viral se observa como un grupo de empleados le pide al que pone la cara por la empresa que al menos diga que los van a solucionar pero no. Les responde «la limpieza la tienen que hacer ustedes». Los trabajadores le retrucan que minutos antes dijo que sí limpiaban y le preguntan si además esto sería posible con 1 litro de lavandina que les dan para 25 habitaciones.

El titular de la cartera laboral en Jujuy, Normando Álvarez García, se decargó también contra Exar: «hemos visto fotos y filmaciones donde están trabajadores comiendo todos juntos sin el más mínimo resguardo».

Y no es para menos, porque las consecuencias las pagan las y los jujeños, que temen por sus vidas y las de sus familiares, mientras el sistema de salud queda cada vez más exigido. Ahora, las autoridades del Centro Regional de Hemoterapia de Jujuy aseguraron que hay situaciones de caos.

«Amenazan a la gente hasta con golpizas. A algunos les dicen que si no donan y se muere su familiar la van a pagar ellos y su familia. Es de terror lo que está pasando y hay que ponerle un freno a esta situación», sostuvo Ida Severich, directora de la institución y coordinadora provincial del programa de Sangre Segura de Jujuy.

«Es necesario que la gente sepa que no todos los pacientes pueden ser donantes y que no todos pueden recibir el plasma.», agregó Severich.

Habrá que ver si el regreso a fase 1 logra aplanar la famosa curva nuevamente y calmar las aguas.

 

Fuente: Info gremiales