Mendoza: Potasio Río Colorado recupera terreno

Un proyecto minero en Mendoza que sí podría resurgir durante este año, es la construcción de la mina de cloruro de potasio en el sur del departamento Malargüe, cercana al cauce del río Colorado. Sucede que el proyecto minero no está alcanzado por las restricciones de la ley 7722 porque no es minería metalífera y por ende no requiere del uso de sustancias peligrosas. Ahora se conoció que en pos de esa reactivación, el gobierno mendocino firmó un convenio secreto con la empresa Vale.

La novedad fue transmitida por el portal Mendoza On Line a través de un artículo firmado por Pablo Icardi. Según su crónica, el objeto de ese pacto -ratificado por un decreto provincial recientemente publicado- fue «cruzar información sensible del proyecto Potasio Río Colorado» y convencer a la empresa de que transfiera las acciones y activos del proyecto a favor del gobierno, evitando sanciones económicas o la quita de los derechos concedidos.

La minería fue uno de los ejes de la campaña del actual gobernador Rodolfo Suárez. El proyecto Potasio Río Colorado siempre estuvo en carpeta para el gobierno mendocino, pero tras el traspié sufrido por la ley 9209 -sancionada y derogada en menos de una semana-, la mina del sur malargüino avanzó varios casilleros. Es que con la minería metalífera enviaba a boxes por una enorme y no prevista movilización popular, la minería no metalífera recupera terreno y ve subir sus acciones. Este nuevo escenario implica un empujón extra para el proyecto Potasio Río Colorado.

Para lograr la reactivación el gobierno mendocino «necesita retomar el poder sobre los derechos mineros y la infraestructura que la empresa brasileña Vale dejó en el Sur (de Mendoza) cuando abandonó la mina», señaló MDX. El camino para la reactivación «es complejo» ya que ante los problemas de la empresa Vale, Mendoza «eligió la negociación antes que la sanción». La idea es que la firma acceda a «una transferencia de acciones del proyecto de manera ‘gratuita»

«Así está establecido en el acuerdo que firmaron el año pasado para avanzar en las negociaciones y que tiene una particularidad», informó el portal. » Ese contrato tiene cláusulas secretas e información confidencial que el Estado local se comprometió a cumplir. Se trata de información técnica, financiera y hasta de los problemas potenciales que tiene el emprendimiento que, según Vale, no pueden difundirse porque podrían complicar cualquier negociación. La Provincia solicitó informes detallados como parte de una auditoría realizada sobre el emprendimiento».

La intención del gobierno mendocino es que el yacimiento de potasio -un mineral de alto valor principalmente para la fertilización de suelos pocos productivos- se ponga en marcha «aunque con un proyecto menor al original», que era de una magnitud tres veces mayor a lo que se quiere hacer ahora. «Para ello están avanzadas las negociaciones con la empresa estatal china Shanghai Potash, que explota esos recursos pero además investiga y desarrolla tecnología».

 

Fuente: Periodico el Inversor Energetico & Minero