Malestar institucional por denuncia de Tecnomyl

El pasado viernes, la empresa Tecnomyl, en el marco del conflicto que mantiene con sus trabajadores, presentó una denuncia por supuesto riesgo ambiental con intención de responsabilizar a los operatorios, lo que terminó siendo una farsa empresarial, provocando un malestar mayúsculo en las instituciones intervinientes.

La denuncia que presentó la empresa Tecnomyl de la ciudad de Río Grande ante la Justicia de Tierra del Fuego por supuesto riesgo ambiental, entre otros riesgos, luego de que se conociera la resolución del Ministerio de Trabajo dictando la conciliación obligatoria y, cuando los trabajadores que permanecieron en el interior de la planta ya se habían retirado, terminó siendo una farsa empresarial.

La propia empresa había paralizado las actividades a partir de la tarde del jueves, prohibiendo el ingreso de los trabajadores que debían hacerlo en el turno tarde y en turno noche, ya que algunos operarios del turno mañana resolvieron no retirarse de la planta hasta que la empresa dejara sin efecto los telegramas de despidos.

Lo cierto es que la denuncia realizada por Tecnomyl en la tarde del viernes motivo la intervención del Juez de turno, Dr. Daniel Cesari Hernández, quien se constituyó en el lugar junto a personal del juzgado, personal policial, personal de bomberos de la provincia, personal de la Secretaria de Medio Ambiente de la provincia, entre otras instituciones intervinientes, para constatar que no había ningún riesgo, ya que la planta estaba paralizada y sin personal.

La acción de Tecnomyl generó un malestar mayúsculo por parte de los funcionarios actuantes, ya que consideraron la denuncia como carente de sustento, y por haber provocado la movilización de instituciones y personal sin ninguna razón lógica.

Fuente: gremialesdelsur.com.ar