Los rusos de Fridman llegan al petróleo argentino

Mientras en Madrid se celebra la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y se discute el futuro del petróleo y las energías renovables, en Argentina cada vez más empresas internacionales le ponen el ojo a Vaca Muerta y Tierra del Fuego.

Entre ellos el multimillonario ruso, Mijail Maratovich Fridman, dueño de la firma DEA, la cuál pertenece al holding inversor del ruso, LetterOne y la que se fusionó con la gran empresa alemana, Wintershall. Esto ocurre en las zonas del Mar Argentino donde se busca por gas y petróleo.

Mijail Maratovich Fridman, es el hombre mitad ruso y mitad ucraniano con más dinero en todo el mundo. El empresario no solo es el dueño de la cadena de supermercados DIA, la cual decidió salvar con su empresa de inversión, LetterOne y hoy ya tiene casi el 70% de las acciones de la compañía. El mismo se dedica a buscar inversiones que valgan la pena en petróleo, gas, telecomunicaciones, salud y energía, y al parecer esta vez fue el turno de la Argentina: Vaca Muerta y Tierra del Fuego son los lugares en los cuales DEA, una de las subsidiarias de Latterone, va a tener trabajo.

Sin embargo esto no será un trabajo individual por parte de DEA, ya que la incursión en el territorio argentino fue posible tras una fusión con Wintershall, la gran empresa petrolera independiente de Europa que a principios de mayo decidió trabajar en conjunto con DEA y que también obtuvo las licencias de exploración están ubicadas aproximadamente a 300 km de la costa sureste de Argentina.

De acuerdo a lo que explica la revista Petroquímica a principios del 2019, la explotación del territorio es una de las partes de la «ronda de licencias» llamada «Costas Afuera» u «offshore», ya que existe gran parte del Mar Argentino que sería una nueva fuente de energía.

En medio de una crisis económica como es la que está atravesando Argentina actualmente, y en un período donde se comienza a discutir sobre el futuro del petróleo y las fuentes de energía, las empresas llegaron a Argentina para operar en Vaca Muerta, hoy en día la mayor fuente de energía petrolera en el país. Sin embargo en un reportaje con la revista EcoJournal hace tan solo un mes, Manfred Boeckmann, el director de Wintershall en Argentina, aseguró que las decisiones políticas del país no es algo que lo asuste.

El mismo comparó la situación argentina con la vida comercial, política y económica del petróleo en Egipto, tan solo años antes de la Primavera Árabe, «lo que significó ciertos riesgos para la operación», explica el empresario a la revista. «La Argentina tiene todos los ingredientes para ser exitoso como país. Solo tenemos que aprender como industria y manejar la incertidumbre con el objetivo de atraer inversores» concluyó. (…)

 

Fuente: Petrolnews