Las grandes petroleras elevaron sus ganancias anuales

El repunte en los precios del crudo y el gas natural impactó de manera positiva en los balances de operadoras de envergadura global como Shell, que expandió sus beneficios un 80%, o como Chevron, que lo hizo más de un 60%.

Las principales petroleras del mundo elevaron sus niveles de facturación e incrementaron sus ganancias en el transcurso de 2018. La tendencia se basó, fundamentalmente, en la exitosa aplicación de sus planes corporativos de eficiencia y en la recuperación de los precios internacionales de los commodities energéticos.

Uno de los casos más destacados fue el de Royal Dutch Shell, que registró un beneficio atribuido de u$s 23.352 millones, cifra que representó un alza de un 80% con respecto a 2017. A través de un comunicado, la compañía le informó a la Bolsa de Valores de Londres que sin contar impuestos sus beneficios fueron de u$s 35.621 millones, un 96,4% más que el año anterior. Así, los ingresos de Shell llegaron a los u$s 388.379 millones, lo que implicó una suba de un 27,2% anual.

En cuanto a las compras, que fueron de u$s 294.399 millones, el aumento fue de un 31,7%. Los activos totales, por su parte, se tasaron en u$s 399.194 millones y la deuda se situó en u$s 10.134 millones, un 14% más que en 2017. Por otro lado, Shell anunció la culminación su programa de desinversión por u$s 30.000 millones e indicó que ya está lista para emprender nuevos proyectos. De hecho, acaba de poner en marcha el próximo tramo de un programa de recompra de acciones por u$s 2.500 millones.Ben van Beurden, consejero delegado de la empresa, calificó 2018 como un año de “fuerte rendimiento financiero”, signado por la disciplina en materia de inversiones.

“Logramos pagar el dividendo entero en efectivo, reducir nuestro endeudamiento y lanzar nuestro programa de recompra de acciones, con u$s 4.500 millones de títulos recomprados hasta ahora”, especificó.Equinor tuvo ganancias operativas por u$s 20.137 millones, un 46% por encima de las experimentadas en 2017, y facturó un total de u$s 78.555 millones, lo que significó un repunte de un 29% anual.La mayor parte de las desinversiones de Shell tuvieron lugar en Irak, Malasia, Omán e Irlanda. Actualmente, la organización dio inicio a la producción de su cuarta unidad de olefinas en el gigantesco complejo químico de Geismar, en Estados Unidos.

Apuesta exitosa

Otros colosos que obtuvieron resultados positivos al verificar sus mayores ganancias en cuatro años fueron Chevron y ExxonMobil. La primera firma reportó una utilidad neta de u$s 14.800 millones, un 61,2% más que en 2017. Para la segunda, en tanto, esa cifra fue de u$s 20.840 millones, por lo que su crecimiento osciló en torno a un 5,79% anual. En Wall Street estos anuncios fueron recibidos con subas de más de un 3% en las acciones de ambas operadoras.Hace apenas dos temporadas, Chevron había admitido pérdidas anuales por u$s 497 millones. Luego de tocar fondo, la petrolera decidió reestructurar su actividad, desprenderse de activos en operaciones hidrocarburíferas maduras e invertir en el Downstream. La apuesta fue exitosa, y hoy su rentabilidad es la más alta desde 2014.Según Darren Woods, director ejecutivo de Exxon, una de las variables clave para entender este buen momento pasa por el control de los costos y la aplicación de economías de escala. “Más allá de la volatilidad de los precios del petróleo, pudimos cumplir con nuestras expectativas y demostrar la solidez de nuestro modelo de negocios”, resaltó.

Sólido desempeño

Antes conocido como Statoil, el grupo energético noruego Equinor también registró una marcada recuperación económica, con beneficios netos por u$s 7.538 millones, un 64% más que en el balance anterior. De acuerdo con la organización controlada por el Estado noruego, la tendencia obedeció tanto a “la subida de la producción” como a “un sólido desempeño operacional”.La empresa tuvo ganancias operativas por u$s 20.137 millones, un 46% por encima de las experimentadas en 2017, y facturó un total de u$s 78.555 millones, lo que significó un repunte de un 29% anual.Durante 2018 Equinor extrajo 2,11 millones de barriles equivalentes de petróleo por día, un 1% más que en los 12 meses anteriores.

 

Fuente: Petrolnews