La justicia imputó a Baby Etchecopar por violencia de género contra las trabajadoras de peajes

El conductor televisivo Baby Etchecopar se había referido a las empleadas del sector como «boludas», «asquerosas» y «pendejitas». El gremio promovió la denuncia. La justicia lo imputó por violencia de género.

La Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires decidió ayer imputar a Angel Pedro «Baby» Etchecopar por los supuestos delitos de violencia de Género y discriminación.

La denuncia surgió a partir de dichos del conducto en su programa «El Angel» que se emitía por Radio 10  terminó convirtiéndose en una usina de agravios contra trabajadores y trabajadoras de diferentes actividades.

«A las chicas del peaje, manejadas por los Moyano, les digo que está prohibido ponerse la remera verde de Camioneros. Tienen las boludas las remeras verdes de camioneros. los boludos también», había dicho Etchcopar. Y siguió: «¿Y sabes que te hacen? A mi hay algunas que me conocen porque yo paso todo el día, te tiran al guita, no te la dan en la mano, porque saben que estas en contra».

«Una sensación asquerosa. Son chicas chicas, las grandes no. Las pendejitas te miran con odio y te tiran la guita porque tienen la remera de Camioneros», insistió el conductor y para cerrar pidió que se queden sin trabajo: «Pero ya se les termina, porque viene el peaje automático donde no va a haber nadie».

Las palabras despertaron el inmediato repudio del gremio que los representa. El Sindicato Único de Peajes y Afines que emitió un comunicado y llevó el asunto a la justicia.

Desde la organización que comanda Sergio Sanchez, habían señalado que Etchecopar «No sólo atenta contra la integridad del género femenino con expresiones misóginas sino que además apunta contra la fuente de ingreso de miles de familias argentinas, haciendo referencia con liviandad a la automatización de los peajes y mofándose de las eventuales pérdidas de fuentes laborales que ocasionaría».

 

Fuente: Info gremiales