La caída del salario real mejoró las cuentas públicas provinciales

En 2018 los ingresos de los distritos se movieron al compás de la inflación, mientras que los sueldos del sector público provincial perdieron 6% en términos reales

Uno de cada dos pesos que gastan las administraciones provinciales se destina al pago de salarios y retribuciones de la planta de personal. Esto explica, en gran medida, la mejora relativa que tuvieron las cuentas del sector público consolidado en las provincias el último año.

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) sostiene que “el atraso salarial de la planta de personal de las provincias fue el factor clave para la mejora de sus cuentas en 2018”. El documento elaborado por Nadin Argañaraz y Florencia Maldonado, destaca la importancia relativa del gasto en personal en el total de erogaciones de las distintas provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que promedia el 50% del gasto global.

De allí que las variaciones reales en este rubro, tanto a nivel de salarios como de la planta de personal, sean determinantes para el resultado final del gasto público provincial. En este sentido, hay que recordar también la contribución a las cuentas públicas de la reducción del presupuesto para obras públicas y el incremento de los recursos por coparticipación federal.

En base a datos de la Subsecretaría de Relaciones con Provincias del Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, el documento del IARAF señala que “el gasto público en personal del conjunto de provincias al mes de septiembre de 2018 fue equivalente al 5,32% del Producto Interno Bruto”. Comparado con los datos relevados durante el mismo período del año anterior, que trepó a 5,83% del PBI, se observa una pérdida de 0,52 puntos porcentuales.

Mirá también
Ya rige el impuesto por 4 años a cooperativas y mutuales
Se publicó el decreto promulgando la ley. El tope máximo será del 4% y estará vigente para las entidades cooperativistas que tengan capital por más de $ 50 millones.

Es que 2018 fue un año en que hubo una clara pérdida del poder adquisitivo de los salarios, en el sector privado pero también el sector público, teniendo en cuenta que los salarios nominales se ajustaron por debajo de la inflación.

 

El análisis de IARAF apunta que en la comparación de los primeros nueve meses del año el comportamiento de los salarios del conjunto de las provincias creció en términos nominales un 21,7%. “Descontada la inflación del período, se obtiene una caída real del 6% anual”, detalla el informe. Considerando que las plantas de personal en el sector público provincial casi no registraron movimientos el último año, “la mayor parte de la caída debe atribuirse a una merma de salarios reales”.

Al respecto, el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, destacó que “la mejora en el resultado fiscal de las provincias en 2018, responde a que la aceleración de la inflación se traslada con mayor velocidad a los ingresos que a los gastos, generando un ahorro temporal en el corto plazo”. Y agregó que la mayor velocidad de ajuste a la inflación de los ingresos por sobre los gastos “permitió una mejora en las finanzas públicas provinciales”.

 

Según estima el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional el consolidado de las provincias habría alcanzado un superávit fiscal primario (antes del pago de servicios de la deuda pública) de 0,2% del PBI en 2018, tras estar más de una década reflejando el resultado primario en terreno negativo. Al considerar el pago de intereses de la deuda, las finanzas públicas de las provincias habrían finalizado el año pasado con un déficit financiero de 0,2% del producto.

De acuerdo al análisis de IARAF en el desagregado por provincias, sobresale la reducción de 13,6% del salario en términos reales (descontada la inflación) en Chubut, mientras que en Misiones llegó al 12,9%, en Tierra del Fuego 12,5% y en Santa Cruz una pérdida de 10,9%.

En el otro extremo de la escala sólo tres provincias registraron una variación positiva del salario en el sector público. En Neuquén los salarios de la administración pública crecieron 0,5%, mientras que en San Juan lo hicieron un 0,4% y en Corrientes el 0,1%.

 

Fuente: el cronista