INFLACIÓN Septiembre 5,9% – Anual 53,5% / La incapacidad para gobernar

En septiembre la inflación alcanzó el 5,9%, la más alta del año según el Indice de Precios al Consumidor que dio a conocer el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC). Acumula en lo que va del año 37,7% y en la medición interanual un alarmante 53,5%.

A apenas 11 días de las elecciones, Mauricio Macri lleva adelante lo que algunos maliciosamente llaman “su gira despedida”, con todos los indicadores económicos en emergencia. Desempleo, caída de la actividad e inflación muestran números lapidarios con la pericia de lo que en algún pasado no tan remoto fue denominado “el mejor equipo de los últimos 50 años”.

Inclusive, en la campaña del 2015, Macri con suficiencia declaró que “la inflación no era un problema” y que los altos niveles eran “una muestra de la incapacidad para gobernar”. Días atrás, consciente del tremendo fracaso planteando en sus propios términos, dio un giro en su discurso apuntando contra empresarios y sindicatos como culpables de los altos niveles de inflación.

Septiembre marcó 5,9%, el número más alto de inflación de un año de por sí con un promedio alto. Entre los rubros con mayor alza estuvieron Prendas de Vestir y Calzados 9,5%, Salud 8,3% y Bienes y Servicios 8,2%. Alimentos y Bebidas no Alcohólicas alcanzaron un 5,7%.

Al repasar la inflación por regiones  los índices fueron: GBA 5,8%, Pampeana 6,1%, Noreste 6,2%, Noroeste 5,8%, Cuyo 5,8% y Patagonia 5,3%

El rebrote inflacionario tiene su origen- en esta oportunidad- en la devaluación posPASO de la cual el Presidente culpó a la sociedad argentina por haber votado masivamente a la fórmula Fernández – Fernández. “El kirchnerismo se lleva mal con el mundo”, intentó justificar Macri.

Vale destacar que la mayoría de los acuerdos salariales se firmaron este año en torno al 28% de incremento salarial, sólo un puñado de gremios logró atar la evolución salarial con una cláusula gatillo. Que a septiembre la inflación en lo que va del año sea del 37,7% deja a muchos acuerdos con una pérdida de poder adquisitivo. La mayoría de los casos contempla cláusulas de revisión, pero no todas en modo inmediato y cuando se da la negociación es con sectores empresarios que argumentan la baja en la actividad para actualizar salarios.

La respuesta del Gobierno a las altas tasas de inflación de agosto, septiembre y la que aún se espera en octubre fue la del pago de un “Bono” (que en realidad no es tal) de 5.000 pesos y hasta en cinco cuotas. Primero para el sector público, recientemente para el Privado.

Con estos números se puede prever un nuevo aumento de la pobreza a partir de un incremento de precios por encima de los salarios y una actividad económica deprimida. El índice de pobreza difundido por el INDEC del primer semestre fue del 35,6% sumando 16 millones de pobres en el país. Con estos números de inflación el escenario marcha a un mayor deterioro.

Para peor, estimaciones recientemente difundidas por el Fondo Monetario Internacional prevén que para el 2020 la inflación siga en niveles altos. Según consignó en un informe en el Panorama Económico Mundial esta sería del 39,2%.

Volviendo al período de Cambiemos, vale destacar que contando desde 1992 hasta 2019 tiene los primeros dos puestos en niveles de inflación y el cuarto. Para 2019 se espera que alcance el 55%, en 2018 fue del 47,6% y en 2016 medida por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) fue del 40,9%. En medio de todo ese desbarajuste se cuela en la tercera posición la inflación de 2002 tras el estallido de la Convertibilidad que fue del 41%. Penoso récord para un Gobierno que va a dejar una verdadera pesada herencia, pero que al menos parecen quedarle pocas semanas para alivio de las grandes mayorías.

LEONARDO MARTÍN @leomartin99

 

Fuente: Sindical Federal