Hidrovía, comercio exterior, divisas ¿y acuerdo estratégico? Siete claves que explican la prorrogación del contrato con el sector privado

El ministerio de Transporte de la Nación, que tras la reciente muerte de Mario Meoni quedó a cargo de Gabriel Katopodis de manera temporaria, prorrogó por 90 días la concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay.
El objetivo del acuerdo sobre el corredor fluvial es la modernización, ampliación, señalización, y tareas de dragado y balizamiento.

Hoy las tareas de mantenimiento están a cargo de Hidrovía S.A., que continuará operando hasta fines de julio. La firma de capitales nacionales y extranjeros está conformada por el grupo belga Jan de Nul y el holding argentino Emepa S.A.

La hidrovía es un corredor natural de transporte fluvial de más de 3.400 kilómetros de largo, y se extiende a través de los ríos Paraná y Paraguay. Sobre esta reserva hídrica se da la navegación continua entre los puertos de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

A continuación, siete claves que explican la prórroga:

El formato de operación consiste en un contrato de concesión de obra pública por peaje: Hidrovía S.A. realiza los servicios encomendados por el Estado y, a cambio, cobra directamente a los barcos transportistas de carga.

La subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante controlará y fiscalizará la concesión.

El gobierno nacional deberá definir si después de los 90 días habrá una nueva licitación o si las funciones pasarán a estar directamente en manos del Estado.

El Frente de Todos pretende “un nuevo tipo de funcionamiento” con una nueva licitación en la que haya “más control y un rol más activo del Estado en la actividad”.

Una alternativa es la creación de un ente o empresa estatal para mantener la Hidrovía Paraguay-Paraná.

El corredor natural de transporte fluvial es un espacio troncal por donde sale el 80% de las exportaciones del país.

“Es un proyecto que tiene que ver con las economías regionales y el control del comercio exterior”, sostuvo la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, María de los Ángeles Sacnun.

 

Fuente: Tres Líneas