Forcejeos y gas pimienta durante una manifestación en protesta por despidos en la planta embotelladora de Coca-Cola

Esta mañana la Policía de la Ciudad reprimió la manifestación de empleados de FEMSA, que presentó un preventivo de crisis, y comenzó a realizar cesantías, resistidas por los empleados. Se registraron varios heridos.

Una serie de incidentes se registraron esta mañana entre manifestantes y efectivos de la Policía que intentaron impedir que se corte el tránsito en el Centro de la ciudad en medio de una protesta por despidos en una planta embotelladora de Coca-Cola. Los incidentes, que incluyeron forcejeos, golpes y el uso del gas pimienta por parte del personal policial, se registraron minutos después de las 7:30 en la esquina de Corrientes y Callao.

Los trabajadores, acompañados por militantes de organizaciones de izquierda, denunciaron que hubo 23 despidos el miércoles a la noche en la firma FEMSA, la planta de Coca-Cola en Pompeya. La medida se da luego de que le negaran el procedimiento preventivo de crisis la semana pasada.

“Tenemos medidas judiciales abiertas y la empresa avanza y comienza a despedir. Sabemos que esto es parte de un plan de flexibilización laboral porque no pudieron demostrar que están en crisis”, explicó en declaraciones periodísticas Cristian Durand, uno de los trabajadores afectados.

Por tal motivo, este jueves se convocaron en Corrientes y Callao para realizar un corte y manifestación en repudio de los despidos. En ese contexto, efectivos policiales reprimieron con palos y gas pimienta a los trabajadores para evitar que corten la calle y los forzaron a desplazarse hasta la calle Lavalle.

 

Fuente: Gestión Sindical