Encontronazo sindical por suspensiones y recortes de sueldos en el Casino Buenos Aires

ALEARA y el SOMU reavivan una vieja disputa por encuadramiento sindical, con fuertes acusaciones cruzadas ante el ministerio de Trabajo.

El gremio de trabajadores de juegos de azar ALEARA y el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) protagonizan por estas horas un fuerte cruce por diferencias en las acciones gremiales en el ámbito del Casino Buenos Aires.

Con una presentación ante el ministerio de Trabajo, ALEARA apuntó con fuertes acusaciones a la conducción del SOMU ante la negativa de acceder a una rebaja salarial de sus representados en el marco del acuerdo tripartito, avalado por el gobierno nacional, a instancias del Articulo 223 Bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

Lo elevado ante la Dirección Nacional de Regulaciones y Relaciones del Trabajo refiere al fuerte conflicto que mantiene el SOMU con la Unidad Transitoria de Empresas (UTE) a cargo del casino flotante porteño, siendo el gremio marítimo el único que se opuso a la pretensión empresaria.

Es que el sindicato de empleados de juegos de azar, al igual que el gremio de gastronómicos, aceptó la aplicación del proceso de suspensiones con reducción salarial, a diferencias de los marítimos que, al negarse -según ALEARA-, puso “en riesgo la totalidad de las fuentes de trabajo del emprendimiento”.

En los últimos días, el gremio de azar instó a la autoridad competente a “promover y profundizar el proceso de negociación directo entre la UTE y el SOMU”. Lo hizo con fuertes apreciaciones contra la entidad hoy encabeza por Raúl Durdos.

“La falta de despliegue del SOMU de un real esfuerzo tendiente a lograr un acuerdo (…) se asemeja a la conducta parasitaria de aquellos trabajadores que pretenden beneficiarse del contenido de la negociación colectiva sin colaborar mediante la integración de la cuota solidaria al sostenimiento de la acción sindical desplegada a su favor”, sostuvo ALEARA en la presentación dirigida a la Directora Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello.

Además de la durísima valoración del gremio marítimo, la organización de juegos de azar metió en la discusión la vieja disputa por encuadramiento sindical, con fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo a favor de ALEARA respecto al personal del Casino.

Pero la respuesta de SOMU no se hizo esperar, y fue contundente. Fue a través de la misma vía administrativa y a cargo del secretario de relaciones laborales del gremio, Gerónimo Molina.

En la presentación ante Marcelo calificó de “improcedente” e “inoficiosa” la actitud de ALEARA a quien acusó de “extorsionar” y “presionar” por la aceptación de rebajas salariales.

“Se trata de un desesperado intento de connivencia con Casino Buenos Aires SA. – Compañía de Inversiones en Entretenimiento SA – Unión Transitoria de empresas para invocar un supuesto intereses de mayorías, que de ninguna manera van a afectar a sus afiliados que ya “cerraron un acuerdo”, respondió el gremio marítimo.

A pesar de no aceptar el acuerdo, el SOMU denunció en reiteradas ocasiones la suspensión y reducción salarial de manera arbitraria por parte de la UTE, y mantiene firme su postura de revertir la situación.

“Sin duda ALEARA ha comprado el papel de agorero del espanto, asumiendo que la solución para todos los males es que el SOMU acepte un acuerdo en los términos del Art. 223 bis LCT y la rebaja de salarios. Cuando lo cierto es, que la organización ha ofrecido todo tipo de alternativas con el único objetivo de que Casino Buenos Aires cumpla con la ley respetando el derecho que los trabajadores tienen a percibir íntegramente sus salarios”, expresó el gremio que lidera Durdos.

El ministerio de Trabajo evalúa por estas horas las presentaciones de los sindicatos y procederá, a través de las herramientas administrativas, a encausar las instancias de diálogo para avanzar en un acercamiento entre las partes.

Fuente: Mundo Gremial