En Puerto Dock Sud manda el trabajo en equipo

Desde la presidencia del consorcio de gestión, Carla Monrabal lidera una política de diálogo y articulación público privada tendiente a mejorar las condiciones logísticas y de competitividad

Por Agustín Barletti
E l Consorcio de Gestión de Puerto Dock Sud tiene sus particularidades. Es el más nuevo de los creados en la provincia de Buenos Aires, y es el primero de ellos presidido por una mujer. Carla Monrabal, licenciada en Comercio Internacional por la Universidad de la Marina Mercante, es quien tiene la responsabilidad de llevar adelante los destinos de un consorcio portuario donde conviven diversas actividades.

“Nuestro puerto tiene dos sectores relevantes en superficie y economía: el de combustibles líquidos con una refinería, y el de contenedores con Exolgan que mueve un tercio de los operados en la Argentina. Esta realidad implica muchos desafíos para el consorcio porque las necesidades logísticas de los contenedores no en todo se asemejan a las de graneles líquidos, combustibles y sus derivados”, señaló Carla Monrabal durante las III Jornadas de Transporte y Logística organizadas por el 22 aniversario de Transport & Cargo junto a Globalports. En el consorcio de Dock Sud acompañan a Monrabal un director por cada sector económico que convive en el puerto. Uno por operación de contendores; otro por producción de gas y refinerías; otro por el muelle de cargas generales, logística y obra; y un director por areneras y tancaje, que se va rotando cada 18 meses. También hay dos directores por el sector gremial, uno por la municipalidad de Avellaneda que es donde reside del puerto, y un director por un municipio vecino.

La funcionaria señaló m además que desde el consorcio trabajan en equipo junto al gobernador Axel Kicillof, el ministro de producción Augusto Costa y el Subsecretario de Puertos Juan Cruz Lucero. “Como consorcio tenemos individualidad jurídica, administrativa y financiera, y además somos quienes articulamos con la política portuaria que desarrolla la provincia y también a nivel nacional. Como presidenta del Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud, representó al Poder Ejecutivo provincial, y mi rol es articular y escuchar las necesidades del sector privado, el gremial y el municipal. La propia composición del directorio hace que tengamos una dinámica de articulación sumamente enriquecedora y allí es donde tenemos que pensar en trabajar con las políticas públicas, y con todos mis colegas que presidimos los demás puertos de la provincia”, destacó Monrabal.

En 1.500 kilómetros de costa la provincia de Buenos Aires posee más de 35 puertos comerciales operativos, y más de 150 recreativos desde San Nicolás sobre el Paraná hasta el límite con Río Negro. Asimismo, se crea una importante concentración de logística a partir del movimiento operativo de estas terminales portuarias. “Cuando comencé a trabajar con el equipo de la provincia para diseñarlas políticas públicas, lo primero y principal fue entenderla matriz económica de cada puerto para luego poder complementarnos. Tenemos muchas alternativas de trabajo en equipo con puertos cercanos como el de La Plata, o con los más lejanos como el de Bahía Blanca con quien compartimos muchos sectores económicos. Entre Bahía Blanca y Dock Sud reunimos aproximadamente el 50% del volumen de comercialización de los puertos de la provincia y son dos polos que se complementan en el sector de petroquímicos, puntualmente combustibles. Aquí es importante hablar de la matriz, de la red, y de cómo una política pública tiene que estar totalmente consensuada, porque seguramente el usuario que trabaja en el puerto de Bahía Blanca sea el mismo que en Dock Sud o La Plata”, destacó la funcionaria

Según los números que surgen de la Subsecretaría de Actividades Portuarias (SAP) bonaerense, se puede ver que cada puerto resalta en alguna variable específica de la economía. “En base a estos datos, el secreto está en ver cómo podemos implementar políticas públicas desde la SAP como ente centralizado, y por la vía de los consorcios en cada puerto en particular. Políticas públicas que abarquen las necesidades de infraestructura, escucharla necesidad de las pymes que tenemos cerca, y de aquél sector productivo que más lo necesita. En este marco es indispensable actuar en equipo para tener centros regionales de distribución asociaos a los polos productivos, y trabajar muy proactivamente para identificarlas oportunidades logísticas”, aseguró Carla Monrabal.

La presidenta del Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud dejó en claro que “cuando hablamos de competitividad y de traer dólares al país vía las exportaciones, no podemos dejar de pensar en puertos. Y para pensar en competitividad debemos pensar en todos los eslabones de la cadena logística. De nada sirve una política exportadora con reintegros o facilidades si no abordamos luego toda la cadena logística y allí es donde los puertos tienen una activa participación. Si como productor, no tengo la posibilidad de tener un eslabón donde todos los actores formen parte de una misma estrategia, la competitividad va a quedar muy rezagada. Tenemos un país muy grande y la logística es clave al momento de pensar en competitividad”.

Desde el lugar que ocupa, Carla Monrabal destacó: “Trabajamos en equipo a nivel público privado en temas puntuales como por ejemplo contar con una vía de tren para ser más competitivos. Tenemos que llegar a analizar toda la cadena de valor y la trazabilidad de los costos para ser realmente competitivos. Es ahí donde, como Estado, y como consorcio no podemos resignar conducir estratégicamente la actividad portuaria desde este tipo de articulación”.

 

Fuente: GlobalPorts