El teletrabajo y su aplicación en el sector público

Federico Recagno, presidente de Éforo y secretario General de APOC Mesa Nacional, consideró central que el Estado empiece a tener un desarrollo más “inteligente” y que incorpore tecnología.

La Fundación Éforo llevó a cabo una charla sobre el teletrabajo y su aplicación en el sector público. El secretario general de APOC Mesa Nacional y presidente de Éforo, Federico Recagno, hizo hincapié en la necesidad de “discutir qué herramientas tecnológicas incorporar y exigirlas”, resaltando la importancia de “redefinir al Estado de una buena vez, que sea inteligente para poder complementar el trabajo presencial con el teletrabajo”.

Recagno dijo que las brechas estructurales que tiene el país  si no se lo controla, el teletrabajo puede ampliar. Por ejemplo, hoy los puestos directivos son los más capacitados para pasar a esta modalidad y “el 70% de este grupo son hombres”. “Es probable que exista una desigualdad de género también en el trabajo remoto”, indicó.

Una de las oradoras, Carla Pitiot, diputada nacional mandato cumplido y secretaria de Igualdad de Oportunidades y Trato de la Seccional Nación de APOC, detalló que “hay un Estado que, más allá de sus debilidades, tuvo que revalorizarse, siguió funcionando y está dando respuesta”.“El teletrabajo es una modalidad que no vino para quedarse de la manera que se está transitando”, mencionó la Diputada (MC).

Luego fue el turno de Veronica Funes, coordinadora de Teletrabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación, explicó que el teletrabajo “es una modalidad no tan difundida y siempre relegada para el futuro”. Para la funcionaria, el coronavirus “hizo tener una emergencia distinta” que confluyó en una “condición poco ideal para implementar el teletrabajo” ya que “faltaron análisis previos, digitalización y hay escasez de infraestructura”.

La diputada nacional, Dolores Martínez, “hay una reingeniería del mundo laboral que puede traer riesgos, tanto en el sector público como en el privado” y que por eso “al teletrabajo se lo tiene que pensar estratégicamente como una política pública”.

Sin embargo, la diputada reconoció que en la Administración Pública no es fácil de aplicarlo porque hay distintos niveles: administraciones provinciales, municipales, entes autárquicos, organismos descentralizados. “Hay que estandarizar ciertas herramientas para los tres poderes del Estado porque la forma de gestionar cambia radicalmente entre uno y otro”.

En último turno, Rubén Ramos, secretario General de Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) explicó que la introducción del expediente electrónico en el Estado “fue un paso muy importante que llevó mucho tiempo y hasta el día de hoy todavía hay interrogantes”.“Tenemos que ir a un sistema dual en el que podamos combinar trabajos a distancias y presenciales y la pandemia aceleró esos los tiempos”.

Fuente: Mundo Gremial