El Sindicato de Obreros Navales participó de una videoconferencia con referentes del sector

El 2020 ha sido elegido como el Año del General Manuel Belgrano. En este marco, sindicatos del sector naval se reunieron para trabajar y abordar las principales problemáticas que atraviesa el sector, haciendo hincapié en los aspectos fundamentales que permitan elaborar un ambicioso plan de construcciones Navales, integrando los Astilleros Estatales con los Astilleros privados, las unidades académicas y las industrias asociadas en favor del desarrollo y la producción nacional para la defensa.
El encuentro fue organizado por la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) de Ensenada y contó con  la participación del Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina (SAONSINRA), el Sindicato de Trabajadores de Talleres y Astilleros Navales y el Sindicato de la Industria Naval .

En diálogo con representantes de las organizaciones presentes, el Secretario General del Sindicato Argentino de Obreros Navales, Juan Speroni, instó a la “imperiosa necesidad de tomar decisiones políticas, donde el estado intervenga para poner en marcha la economía. La pandemia generó una parálisis de la economía que el mercado no va a resolver”.

Además, subrayó la importancia de articular la industria naval con la reactivación económica y productiva “la industria Naval tiene un potencial exponencial para contribuir rápidamente a esa urgencia que necesitan los trabajadores argentinos. Nuestra industria naval nunca fue un emergente del mercado, siempre fue consecuencias de decisiones políticas como en otras partes del mundo con extensos litorales fluviales y marítimos como el el de nuestro país”.

Para finalizar, se refirió a la necesidad de recuperar la soberanía fluvial y marítima “la soberanía en nuestra plataforma fluvial y marítima es fundamental para desarrollar nuestra economía. En este contexto, se decidió la elaboración de un documento en conjunto que detalla las acciones para seguir reclamando al gobierno nacional la toma de decisiones en la Cuenca del Paraná y Cuenca del Plata.

 

Fuente: Línea Sindical