EL GOBIERNO ARGENTINO PLANTEARÍA AL FMI SUPERÁVIT FISCAL Y COMERCIAL Y DESARROLLO DE VACA MUERTA

Las propuestas forman parte del plan de Argentina para que le permitan desarrollar el país y poder devolver después el préstamo del organismo internacional pedido por la gestión de Mauricio Macri.

La propuesta de Argentina para negociar su deuda externa estaría basada en equilibrio fiscal desde el segundo semestre, superávit fiscal garantizado de no menos de 1 punto del PBI desde 2021 hasta el final del mandato actual de Alberto Fernández.

Además, se propondrá un superávit comercial sostenido de entre u$s18.000 y u$s25.000 millones en el mismo período. Y una oferta más que tentadora: el Gobierno se comprometerá a desarrollar el proyecto petrolero de Vaca Muerta, para que desde 2024 comience a aportar no menos de u$s5.000 millones extras, que serán la garantía final para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se convenza de que la propuesta de pago para devolver los u$s44.000 millones, con una luz de tiempo de tres a cuatro años, es creíble.

A cambio, se exige que se libere al país del corset de un acuerdo tipo facilidades extendidas, y acepte un simple plan de pagos con recupero del dinero garantizado, según publicó Carlos Burgeño en el diario Ámbito Financiero, l

Tampoco se le deberán exigir al país reformas estructurales, incluyendo ideas de modificaciones a las legislaciones laborales, previsionales, fiscales o en la relación de fondos con las provincias; las que serían imposibles de aprobar en la situación política actual.

Esta es la propuesta general que desde el miércoles 12 de febrero será discutida en Buenos Aires, entre el Gobierno argentino y los primeros enviados formales del organismo financiero internacional, que por primera vez de manera oficial y cara a cara comenzará discutir el futuro de la relación entre el país y el FMI.

Ese día llegará el encargado del Caso Argentino, Luis Cubeddu, de nacionalidad venezolana, y quien ya desempeñó ese mismo cargo, pero entre 2002 y 2004, cuando el Gobierno nacional renegoció la deuda bajo la presidencia de Néstor Kirchner y con el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, con lo que sabe con bastante exactitud lo que Martín Guzmán y los negociadores locales le plantearán.

Lo que Cubeddu y sus técnicos discutirán serán datos concretos y duros. El Gobierno le abrirá, por primera vez desde que Alberto Fernández asumió como presidente, los números fiscales y comerciales de las cuentas públicas, y se hablará de las proyecciones de esas cifras hacia el futuro.

Desde el gobierno nacional, además, se ratificará el compromiso de desarrollar la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta para lograr el autoabastecimiento energético y generar dólares que permitan cumplir con los compromisos internacionales.

 

Fuente: Vaca Muerta News