Denuncian que hay más de 6 mil trabajadores de la salud contagiados con Covid-19 y 20 muertos

La federación médica FESPROSA anunció una jornada nacional de lucha la semana próxima, para reclamar mejoras laborales y salariales. Pese a que se instrumentó el comité de crisis, no hubo avances en un plan de protección. Además, hay dificultades para que se cobre el bono salarial otorgada al inicio de la pandemia. “Necesitamos testeos amplios”, dijo María Fernanda Boriotti, titular de la entidad.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En medio de la pandemia, al menos cinco provincias tuvieron en estos días protestas de sus médicos, en el marco de un creciente malestar en todo el país por las condiciones laborales y sindicales de los trabajadores del sistema sanitario. Se trata de Chubut, Santa Fe, Santa Cruz, Chaco y Tucumán, donde los gremios locales reclamaron desde la apertura de la discusión salarial hasta mayores elementos de protección para evitar contagios de coronavirus. Las medidas de fuerzas son la antesala de la jornada nacional de lucha que realizará la semana próxima la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), bajo las consignas de “reapertura de paritarias, pago de deudas salariales, fin de la precarización laboral y defensa de la salud de los trabajadores”.

El sector es uno de los más afectados por contagios de Covid-19, y ya se superan los 6 mil empleados de salud afectados. Por eso, piden urgentes testeos y una política de prevención más efectiva, en el marco del comité recientemente creado y que los sindicatos forman parte.

Las protestas en las provincias son un anticipo de la jornada nacional de la semana próxima, y se dan en momentos que por la pandemia los trabajadores sanitarios son fundamentales. “La mayoría de los conflictos está vinculado a la cuestión salarial, por falta de pago o atrasos, como sucede en Chubut”, explicó María Fernanda Boriotti, titular de FESPROSA.

En todos los casos, los gremios locales piden “la reapertura de las paritarias, que se suma a la denuncia de la precarización laboral que no tuvo soluciones en este tiempo y la protección de la salud de los trabajadores, en el marco de la pandemia”. En este sentido, Boriotti le confirmó a Gestión Sindical que por estas cuestiones el próximo 15 de julio se hará en la Ciudad de Buenos Aires una jornada nacional de protesta, aunando todos los reclamos.

“Vamos a estar junto a los gremios de la federación, la Asamblea de Residentes y Concurrentes y otras organizaciones, para hacer una fuerte defensa del salario de los médicos y la salud pública en general”, sostuvo la dirigente sindical.

En materia salarial, además de los reclamos de paritarias –que deben responder las provincias, ya que a diferencia de lo que sucede en educación no existe todavía una paritaria nacional de salud –se suman las dificultades que existen para cobrar el bono otorgado al personal médico, como parte de su trabajo en plena pandemia.

“No se logró cobrar íntegramente el bono, uno de los problemas que se presentó es que el decreto que lo confirmó dejó por fuera a personal de atención primaria y personal por fuera de internación, que están en las mismas condiciones que el personal que trabaja contra la pandemia”, dijo Boriotti.

El bono de 20 mil pesos, a pagar en cuatro cuotas, debía ser abonado por las provincias, apoyados con fondos nacionales o con fondos de emergencias propios. “La mayoría no lo pagó, y lo que paga Nación llegó con errores en la carga de los datos, mucho más de los esperados. Por lo tanto, muchos no pudieron cobrar la primera cuota del bono”, agregó la titular de FESPROSA, que además lidera el gremio de Santa Fe SIPUS. En cuanto a la segunda cuota, se deberá empezar a pagar la semana que viene.

A las cuestiones salariales, los trabajadores de la salud suman los reclamos sanitarios, tan importantes en plena pandemia. Según los datos de la FESPROSA, hasta el momento hay en todo el país más de 6.300 integrantes del sistema de salud contagiados de Covid-19, con 20 fallecidos. “Sigue siendo muy alta esta tasa de contagios”, denunció Boriotti.

Por eso, los gremios están pidiendo que haya “testeo sistemático a los trabajadores de la salud”. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, integrantes de FESPROSA piden al gobierno de Axel Kicillof que implemente un sistema de seguimiento de casos sospechosos, para frenar los contagios.

“Necesitamos testeos amplios para poder aislar a los contactos estrechos, para proteger a los trabajadores, en especial para buscar casos asintomáticos”, afirmó la dirigente. Si no se pone en marcha esta cuestión, dice la federación, “se pone en riesgo a todo el equipo de salud de contagiarnos de Covis-19, a contagiar a nuestros pacientes, enfermar a nuestras familias, y colapsar el sistema de salud”.

Para proteger al personal de salud, al inicio de la pandemia la cartera sanitaria nacional y los gremios acordaron crear el Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores de la Salud, que busca articular las medidas en todo el país en materia de protocolos preventivos. Entre los alcances, se incluyó la creación de un “Equipo de Gestión de Crisis Covid-19”, que formalmente comenzó a funcionar la semana pasada, a partir de la disposición 64 /2020.

Del mismo son parte entre otros dirigentes sindical la titular de FESPROSA. “Nosotros vamos a participar con optimismo de este instrumento, pero no se terminad e constituir como fue pensado, por ejemplo, en las reuniones que fuimos no tenemos los datos epidemiológicos necesarios para avanzar en medidas concretas o estrategia”, se quejó Boriotti.

“Nosotros tenemos la experiencia como sindicato y los elementos para aportar a mejorar las condiciones laborales y sanitarias, pero no vemos que haya la voluntad política de avanzar con eso. Estamos preocupados por esta situación”, concluyó la dirigente.

El comité de seguimiento será encabezado por Judith Díaz Bazán, subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización de la cartera sanitaria, junto a representantes de las organizaciones gremiales. Además de la dirigente de FESPROSA, estará presente Viviana García, de CICOP. El gremio bonaerense emitió un comunicado al respecto, donde expresó que “entendemos que la prioridad es sanitaria, debiendo volcarse las decisiones y los recursos consiguientes para abordar la pandemia. La probabilidad de un incremento exponencial de los casos, con una sobrecarga sobre el sistema de atención y la imposibilidad fáctica de brindar los cuidados necesarios está latente”.

 

Fuente; Gestión Sindical