Con armas 9MM, la policía desalojó la ocupación de la planta de Kimberly Clark en Bernal

Los más de 200 despedidos de Kimberly Clark organizaban un acto para que no los desalojen de la planta de Bernal cuando llegó la policía con armas. Hay varios operarios detenidos.

Antes de las 4 de la mañana y cuando los más de 200 despedidos de Kimberly Clark organizan un acto para que no los desalojen de la planta de Bernal, la policía entró con armas 9 MM en mano y los sacó violentamente.

Los operarios papeleros, que reclamaban la defensa de sus puestos de trabajo, terminaron detenidos en la comisaría 8° de Quilmes y sus compañeros por estas horas reclaman su liberación.

Las «amenazas de desalojo» habían comenzado luego de que la firma realizara una denuncia por usurpación, que derivó en la violencia policial de hoy.

«Los trabajadores ejercemos nuestro derecho a defender los puestos de trabajo y nuestras herramientas que son el sustento de nuestras familias», señalaron ayer en un comunicado.

Además, argumentaron: «En estos últimos días hemos puesto la planta en marcha demostrando la viabilidad de la fábrica, realizando donaciones con los productos que se elaboran a decenas de comedores, escuelas y hospitales desabastecidos por el propio Estado».

La firma anunció a finales de septiembre el cierre de su fábrica y el despido de 209 empleados.

La empresa, con más de 25 años de presencia en el país, informó que la medida es en «respuesta a la necesidad de adaptarse a los cambios y dirigir su estrategia a categorías de mayor valor agregado».

Entre las marcas comercializadas se encuentran los pañales Huggies, la línea de toallas femeninas y tampones Kotex, el papel higiénico Scott, los pañuelitos Kleenex y los pañales Plenitud.

 

Fuente: Info Gremiales