Clarín paga sueldos con ayuda del Estado y hoy sacó una tapa criticando al Gobierno por comunicar los alcances de las ATP

El matutino conducido por Héctor Magnetto arremetió contra el Gobierno por comunicar el alcance de la asistencia a las empresas mediante afiches en la vía pública.

Bajo el título “Polémica campaña del Gobierno”, el diario Clarín criticó hoy en su tapa a la Presidencia de la Nación por los afiches callejeros que comunican los alcances del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), mediante el cual el Estado ayuda a las empresas privadas para el pago de sueldos. Se calcula que, en junio, la iniciativa llegará a 300 mil empresas beneficiando a cerca de 2,7 millones de trabajadores.

Pero el diario conducido por el polémico CEO Héctor Magnetto, en vez de centrarse en esos datos, prefiere opinar en su portada que, con la campaña de comunicación, se trata de “hacer política con la pandemia”.

Hasta ahí, solo se observa adjetivación y no información. El único dato que aporta tiene que ver con un error conceptual que sí tiene la pieza comunicativa: el texto habla de “salarios pagados en un 50% por el Gobierno nacional”, cuando lo correcto sería decir que fueron “pagados en un 50% por el Estado nacional”.

Aprovechando esa inexactitud, el matutino porteño publicó una extensa nota en su página 10 con testimonios de ex funcionarios macristas fustigando los afiches del Gobierno.

“Es una burda propaganda. El esfuerzo lo hacen los argentinos que pagan impuestos que se repagan sus sueldos. Pero aún en el Estado ninguna señal: intactos los salarios altos de los funcionarios”, aseguró Patricia Bullrich -titular del PRO-, siempre atenta y rápida para contestar las “consultas” del diario. Celeridad que no muestra, por ejemplo, para hacer una autocrítica por las ruinosas consecuencias económicas que les generaron a los trabajadores argentinos la gestión económica del Gobierno del que fue parte.

Por último, en ninguna parte de la nota se hace alusión a que el propio diario Clarín es beneficiario del programa, y que con esa asistencia paga parte del sueldo de sus trabajadores de prensa.

 

Fuente: Gestión Sindical