Bustinduy exige que “se ponga por escrito” cómo se va a pagar la deuda a los choferes marplatenses que continúan de paro

El líder nacional de la agrupación “Juan Manuel Palacios”, opositora al oficialismo de la UTA, hizo ese pedido ante la falta de pago de la empresa 25 de Mayo, que viene del año pasado. Es para saber “cuál es exactamente en cada caso. Porque la cifra varía de acuerdo a cada trabajador y a la antigüedad que tenga”, precisó.

Por Claudio Garibotto

La situación todavía no tiene solución. Un sector de choferes de colectivos continuaron este martes bloqueando la puerta de la empresa 25 de Mayo, en reclamo por una falta de pago que viene desde el año pasado, situación que impide el servicio de transporte en Mar del Plata. En declaraciones a la FM De la Azotea 88.7, en el programa La Revolución de la Mañana, Miguel Angel Bustinduy, referente nacional de la agrupación “Juan Manuel Palacios” (opositora a la conducción de la UTA) dijo que “necesitamos ponerle un parate a esto y que se ordene la cuestión. Lo que queremos es que se ponga por escrito cómo van a pagar la deuda, y cuál es exactamente en cada caso. Porque la cifra varía de acuerdo a cada trabajador y a la antigüedad que tenga”.

El reclamo había comenzado el viernes pasado, cuando los choferes acamparon para bloquear la salida de las unidades, reclamando, además de las deudas atrasadas, mejoras salariales y dejando en claro su enfrentamiento con la actual conducción sindical. Y en la madrugada de este lunes se vivieron momentos muy violentos, cuando los trabajadores fueron atacados por una patota con balas de armas de fuego, balas de goma y palos. Voceros de la agrupación “Juan Manuel Palacios” atribuyeron las agresiones a “representantes de la UTA, junto a matones a sueldo y Gendarmería”.

En la primera parte de la entrevista radial Bustinduy evitó referirse a la interna sindical, para concentrarse en el reclamo económico. Y aclaró que esto no es “algo que planteemos justo en este momento, en plena pandemia, sino que es viejo el tema. El ajuste de octubre, noviembre y diciembre del año pasado no se pagó. Y además eso correspondía a una paritaria que se había firmado por debajo de la inflación. Y después están todos los meses de este año. Recién ayer pagaron julio y la mitad del SAC. Y supuestamente hoy pagarían junio y la otra mitad del SAC. Pero falta la deuda atrasada y, también, el blanqueo de los trabajadores que están en negro”.

En ese sentido, el dirigente explicó que el problema es que “nadie quiere poner que se deben sueldos desde el año pasado, ni que hay trabajadores en negro. Pero bueno, que los registren y listo. Que trabajen de una vez como corresponde. Esto no es política. Si los compañeros cobran lo adeudado, o al menos reciben un plan de pago por escrito, salen a trabajar. Acá no es un problema de interna”.

Bustinduy remarcó en varias ocasiones que el conflicto no tiene que ver con su enfrentamiento con Roberto Fernández, el secretario general de la UTA. “No hay que mezclar una interna con una falta de pago. Los compañeros están parados porque no cobraron y ni siquiera tienen documentada cuál es la deuda. Y si un trabajador viene a decir que no le pagan, el representante tiene que ir a hablar para ver qué pasa, cuándo le van a pagar y cómo. Los que tenemos representación desde la conducción sindical estamos para estos temas”.

Sin embargo, al transcurrir la entrevista apuntó primero contra el Ministerio de Trabajo, porque “no pueden decir que no saben que hay una falta de pago. Que pidan los recibos de sueldo y que vean qué se pagó y qué no. No es científico esto”. Y luego disparó: “No se meten porque hay una interna sindical, pero eso no puede ser. La conducción y Roberto Fernández no quieren que se haga un acta para que no se sepa qué se debe. Pero no es así. Pasa que se atribuyen una representatividad que no es tal, porque nadie votó a Fernández. Ni sé si puede ir a Mar del Plata”.

Bustinduy también fue claro al asegurar que “la representatividad en algún momento se va a discutir. Sin dudas que no estoy de acuerdo con la política de Roberto Fernández, quien junto con Macri llevó adelante el plan de precarización, firmando paritarias siempre por debajo de la inflación. Pero ahora sólo queremos que los trabajadores cobren. Nada más”.

 

Fuente: Gestión Sindical