La Provincia ratifica la idea de acordar salarios antes de fin de año

09112017_26

El gobierno bonaerense ratificó ayer su idea de tratar de cerrar acuerdos salariales con los gremios estatales y docentes antes de fin de año. Y con ese objetivo convocará a los sindicatos en las próximas horas para discutir la pauta de aumento para 2018.

Así lo indicó el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, quien afirmó que el gobierno provincial buscará “terminar en diciembre” con las negociaciones salariales para tener “previsibilidad” de cara a 2018.

“Ya han comenzado las mesas técnicas en materia de higiene, seguridad y condiciones laborales. Se llevó a cabo una reunión la semana pasada y se hará otra la semana que viene”, aseguró el titular de la cartera de Trabajo.

Villegas señaló que si bien no está confirmada la fecha, mañana habrá reuniones preparatorias y en las próximas semanas (se estima que durante noviembre) comenzarán “las mesas técnicas salariales”.

“La idea es terminar en diciembre con todas las paritarias y tener previsibilidad para 2018”, advirtió el funcionario.

El gobierno de María Eugenia Vidal busca repetir el acuerdo que logró cerrar con los gremios estatales hacia a fines del año pasado. Entonces, consiguió acordar con la mayoría de los sindicatos de la ley 10.430 -entre ellos los enrolados en Fegeppba y UPCN-, un acuerdo del 18% en cuatro cuotas ajustable por inflación.

Pero además, convino empezar el pase a planta permanente de personal temporario. La efectivización del primer tercio de los casi 15 mil empleados contratados y temporarios, debería cumplirse antes de fin de año.

Hace dos semanas, el que brindó una suerte de anticipo de por dónde vendría la propuesta oficial fue el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai.

El funcionario deslizó que la propuesta bien podría ser en función de los estimaciones trimestrales de inflación que realice el INDEC. De forma tal, podría no haber un número concreto de aumento sino una adecuación de los salarios a la evolución del costo de vida.

Por ahora, los gremios estatales mantienen silencio de radio respecto de esa eventual propuesta del gobierno de Vidal. Pero los docentes comenzaron a dejar trascender su rechazo a una oferta de esas características, sin un número que oficie de parámetro en la negociación.

Fuentes sindicales docentes dejaron trascender a este diario que aspiran a un esquema de negociación en etapas para llegar sin sobresaltos al inicio del ciclo lectivo.

En ese marco, indicaron que en primera instancia deberá resolverse la aplicación de la cláusula gatillo de adecuación salarial en diciembre. Los maestros acordaron una mejora del 21,5% y se estima que la inflación terminará por encima de ese porcentaje al final de 2017.

Pero además, los docentes pretenden discutir en diciembre la incorporación de algunas sumas no bonificables al básico, una vieja reivindicación de los gremios que evita el achatamiento de la pirámide salarial.

Y en tercera instancia, hablan de fijar un porcentaje de aumento que, estiman, no podría ser menor al 15,7%, que es la proyección inflacionaria prevista por el gobierno nacional para el año que viene.

Ese porcentaje, señalan, debería estar acompañado de una cláusula gatillo que se active en forma periódica si la inflación lo sobrepasa.

Esa aspiración choca en principio con la intención del gobierno. Pero se verá cómo se desarrolla la negociación.

 

Fuente: El Día

nota-original-boton