La paritaria neuquina que festejó el Gobierno y pretende tomar como ejemplo

08012018_16

La Municipalidad de Neuquén cerró con estatales un aumento de 16% en tres cuotas, sin cláusula gatillo. Es apenas un punto por encima de la nueva meta de inflación.

La Municipalidad de Neuquén y los gremios que representan a los trabajadores estatales de esa ciudad cerraron la primera paritaria del año: un aumento del 16% en tres cuotas sin cláusula gatillo en caso de que la inflación medida por Indec se eleve por encima de esa cifra.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, junto a su par de Hacienda, Nicolás Dujovne. La puja salarial que viene será clave para el Gobierno.
El acuerdo supera sólo por un punto porcentual la nueva meta prevista por el Gobierno, anunciada la semana pasada por las principales figuras del elenco económico oficial.

La noticia fue recibida con satisfacción en Casa Rosada, así como en el Palacio de Hacienda. Es que apuntan a que las disputas salariales estatales, tanto nacionales como provinciales, ronden esa cifra, a la vez que sirvan de referencia para las demás paritarias.

El entendimiento firmado implica una suba en tres cuotas: la primera en marzo con un 5%, la segunda en junio con otro 5% y el 6% restante en octubre, tomando como punto de partida en todos los casos los sueldos del mes de febrero de este año.

El acuerdo entre la gestión municipal del oficialista Horacio “Pechi” Quiroga y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Neuquén (Sitramune) prevé también la recategorización de todo el personal de planta permanente a partir de mayo, un punto clave en la negociación.

“Esto nos da previsibilidad para este año intenso que se proyecta con mucho trabajo”, dijo el intendente al analizar el resultado de las negociaciones. Y añadió que el punto extra por encima de la pauta proyectada de inflación fue “un seguro de cambio para que no se aplique ninguna cláusula gatillo”.

Asimismo, el jefe municipal de origen radical pidio un acuerdo similar a nivel provincial. “A ver si de una vez por todas los chicos pueden empezar las clases, porque, si no hay acuerdo salarial, no hay clases”, se lamentó.

Fuente: Conclusión

nota-original-boton